Procesaron al concejal Millaguán por feroz golpiza

La resolución se tomó con otros dos acusados. La familia de la víctima dice que tuvo regresiones.

VIEDMA (AV).- El concejal Juan Millaguán y otras dos personas, fueron procesados por la brutal golpiza que sufrió Rodolfo Nicolás de 27 años en plena calle. Están imputados por el delito de «lesiones en riña» y los otros dos acusados son Alberto Puig y Juan Carlos Millanta.

Este delito es excarcelable, razón por la cual ninguno de los procesados será privado de la libertad.

No obstante, dos de los imputados estuvieron detenidos. Millaguán fue uno de ellos a pesar de su condición de concejal. A las pocas horas recobró la libertad aparentemente porque el juez Reussi habría advertido que era un error privarlo de la libertad por su situación de concejal para quien regiría la misma protección que tiene un legislador: no pueden ser privados de la libertad ambulatoria.

Sucede que apenas ocurrido el enfrentamiento de estos dos grupos, en la mañana del 9 de diciembre pasado cuando la mayoría regresaba a casa luego de una salida nocturna, el nombre de Millaguán fue el primero en aparecer en las acusaciones sobre el autor del violento golpe en el cráneo de Nicolás que lo dejó inconsciente y en estado reservado por más de 10 días. El concejal no fue hallado en su domicilio pero a las horas del violento enfrentamiento entre simpatizantes de dos clubes diferentes del Barrio Lavalle, se presentó espontáneamente en la comisaría Primera de esta capital, donde permaneció un par de horas.

También fue detenido Alberto Puig, quien no concurrió a la citación judicial para declarar en calidad de indagado. Por esta razón el juez Carlos Reussi ordenó un allanamiento en una vivienda del barrio Los Fresnos de Viedma donde fue ubicado y detenido hasta que declaró.

En esta causa fueron indagadas más de diez personas y un mayor número prestó declaración testimonial.

Recién la semana pasada Nicolás inició un proceso de evolución luego de varios días de gravedad y de mantenerse bajo respiración asistida.

El viernes pasado pasó unas horas en su casa bajo permanente control, con la idea de mantener una progresiva internación domiciliaria.

Los familiares de Nicolás que protagonizaron varias marchas pidiendo justicia manifestaron disconformidad con la decisión del juez Reussi y señalaron que si bien «Rodolfo ha manifestado signos de recuperación, su vida ya no será la de antes». En este aspecto indicaron que sufre una regresión y que su nivel de razonamiento se puede comparar con la de un chico. Además indicaron que hay cosas que no reconoce.

Nicolás trabajaba en la Cooperativa de Trabajo del Valle Inferior, encargada del barrido y limpieza de calles.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios