Procesaron al padrastro y la madre del niño de Moquehue

La pequeña víctima tiene dos años y sufrió la amputación de sus dos pies por congelamiento. Fue luego de que la dejaran afuera de la casa, durante la noche y en plena nevada. La calificación legal no es excarcelable, aunque podrán apelarla.

ZAPALA (AZ).- El juez Hugo Saccoccia procesó ayer y dictó la prisión preventiva a la madre y el padrastro del chiquito de dos años que sufrió la amputación de ambos pies, luego de que fuera dejado en penitencia durante una noche y bajo una intensa nevada en Moquehue.

Tras la resolución judicial, tanto Dominga Soto como Carlos Paredes deberán permanecer detenidos, aunque se descuenta que la medida será apelada por los defensores de ambos imputados.

Saccoccia consideró suficientes las pruebas recolectadas durante la instrucción para acusar a Dominga Soto por el cargo de abandono de persona agravada por el vínculo. En el caso de Paredes, el magistrado coincidió con la acusación fiscal por homicidio en grado de tentativa.

Ambos delitos no son excarcelables ya que tienen una pena mínima superior a los cuatro años de prisión.

Si la resolución queda firme Soto y Paredes seguirán alojados en unidades de detención de la capital neuquina hasta que se realice el juicio oral.

El caso tomó trascendencia a raíz de la brutalidad demostrada por los padres de la criatura.

Según se desprende de la investigación y el relato de los numerosos testigos que desfilaron por los tribunales zapalinos, el chico venía sufriendo castigos corporales desde hacía varios meses.

Una mujer contó que lo vio durmiendo fuera de la vivienda ya en el mes de enero y otra versión explicó que el pequeño era aseado en el patio con una manguera pese al intenso frío.

Golpes con una varilla

Cuando el chiquito recibió las primeras atenciones médicas, se comprobó que presentaba golpes provocados por una varilla a la altura de la espalda. Sin embargo lo más grave era el congelamiento que tenía en sus pies.

Fue derivado a un hospital de la capital neuquina hubo que amputarle ambos miembros debido a la infección provocada por la gangrena.

Dominga Soto fue detenida poco después de conocerse el hecho mientras que Carlos Paredes, considerado por el juez como el autor de los golpizas y responsable por los castigos inhumanos a los que sometían a la criatura, cayó poco después luego de que un fiscal «ad hoc» lo acusara por intento de homicidio.

El lugar donde vivía el chiquito con su madre y su padrastro, es un paraje de la zona rural de Moquehue. Al estar en plena cordillera, desde principios de mayo, en la zona se registraba una importante acumulación de nieve, superior a los 20 centímetros.

Durante ese lapso, el pequeño fue sometido al castigo de quedar toda una noche a la intemperie, aparentemente porque «se había portado mal».

Cuando recibió las primeras atenciones, fue derivado de urgencia a un hospital de la capital neuquina, aunque la infección era muy grande y los médicos no pudieron evitar cortarle ambos pies.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios