Propiedad comunitaria, fiscal o privada

ZAPALA (AN).- En 2012 Pedro Alejandro Chaparro compra los lotes 91,92, y parte del 82, sección B Andina, ubicado en el Chachil. Esta porción de tierra es un desmembramiento de otro mayor, cuyo título originario seria del año 1914, marcando que el campo siempre fue particular. También el empresario oriundo de Plottier adquirió los derechos sobre el lote fiscal 90, que había sido propiedad de Jubileo Pintos, pero la Subsecretaría de Tierras de Neuquén rechaza la transferencia de tierras entre Jubileo Pintos y Alejandro Chaparro mediante la Disposición 68/12. Que según los dichos del abogado de Chaparro, Ricardo Leszcynski, fue una cuestión de formas y la venta se comprobó en la justicia que fue hecha de manera legal y que la suma de dinero pagada por Chaparro a Pintos había sido muy considerable. Eduardo Ferrareso, subsecretario de esta cartera, adelantó que el lote 90 ubicado en la zona de Catan Lil es propiedad del Estado. En abril de 2013 los fiscaleros de apellido Luna que hace mas de 60 años ocupan el lugar para veranada, denunciaban amenazas y malos tratos por parte de integrantes de las Comunidades que le impiden además, el paso al campo que adquirió el señor Chaparro donde tienen familiares que trabajan para el empresario, quien es acusado por integrantes de las comunidades mapuches de haber comprado las tierras a Jubileo Pintos de una manera irregular. En tanto integrantes de las comunidades que mantenían la toma en el campo aseguran que los empleados podían entrar y salir cuando lo deseen, y que solo le prohibían la entrada al empresario Chaparro. En abril del 2013, Ferrareso, confirmaba que se había restituido la tierra fiscal que ocupaba la familia Pintos en Catan Lil y aclaraba que “se declaró ilegal la venta de la tierra fiscal que le había hecho Jubileo Pintos a un privado, en una transacción que se hizo en una escribanía ”. El funcionario remarcaba que “el lote 90 de unas 2.500 hectáreas, es fiscal que tiene como superficiarios a la familia Pintos en calidad de crianceros” y que “no le damos la tierra a la comunidad Cayupán, le damos a los Pintos un reconocimiento de ocupación, es tierra fiscal sin ocupantes”.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios