Quiroga y Benítez definen liderazgos en la UCR

Habrá puja en

NEUQUEN (AN).- Los caciques del radicalismo neuquino Horacio Quiroga y Eduardo Benítez medirán fuerzas para definir el liderazgo de la fuerza. Lo harán en la reunión de la Convención partidaria convocada para el sábado próximo en esta capital.

El principal órgano de la UCR definirá si apoya o rectifica la postura de los convencionales constituyentes Néstor Burgos y Hugo Prieto, que responden a Quiroga, y que quieren concurrir a la Convención Constituyente con la propuesta de los 15 puntos de reforma de la Constitución provincial.

Benítez, por su parte, se mantiene firme dentro del acuerdo mínimo que alcanzó, junto con el jefe comunal de Zapala, Raúl Podestá, y en representación de los 9 convencionales del Frente Cívico para la Victoria (FCPV) con los constituyentes electos de UNE, Patria Libre y Encuentro Amplio, para garantizar el control de la mayoría en la inminente Convención Constituyente.

El acuerdo sólo contempla modificar dos aspectos del texto constitucional en vigencia desde 1957. Se trata de definir un mecanismo de selección de jueces -consejo de la magistratura- y la incorporación de los derechos de los mapuches a la Constitución provincial.

«Esa acta significa cerrar la Convención y nosotros pretendemos que haya Convención y dar la discusión», dijo ayer Burgos.

En la reunión de la Convención radical no sólo está en discusión avalar la posición de Burgos y Prieto, está en discusión el liderazgo del radicalismo y cómo construirá poder para mantener la candidatura a gobernador de Quiroga.

«Está claro que con algunos sectores no tenemos nada que ver», concluyó ayer un dirigente próximo a Quiroga. «Quizás sea bueno que las aguas se vayan aclarando», puntualizó.

En el campamento quiroguista siguen leyendo los movimientos de Benítez, Podestá, UNE, Patria Libre y Encuentro Amplio. Algunos encumbrados dirigentes interpretan que a esos sectores no les interesa la Convención Constituyente, sino asestarle una derrota política al gobernador Jorge Sobisch y a Quiroga.

Por eso, Quiroga, que preside la UCR, buscará apoyo interno para lograr fortalecerse y encontrar una salida al conflicto con la oposición. Ayer una fuente del entorno del intendente neuquino recordó que en las reuniones anteriores el quiroguismo logró imponer su criterio.

Burgos anticipó que «habrá quórum suficiente», en la reunión que se realizará a las 15 en la casa radical de esta ciudad. Adelantó que él y Prieto explicarán la postura «que hemos tenido», pero señaló que «la mayoría la tiene clara porque son los convencionales que aprobaron la plataforma electoral de 2003, donde ya hablábamos a favor de la reforma constitucional».

Burgos salió al cruce del duro documento que emitió el grupo de los 7 convencionales del FCPV, liderados por Benítez y Podestá, que los responsabilizó a él y a Prieto de haber roto el compromiso con la coalición. «Creo que hay un confusión grande -señaló-. No nos fuimos, en todo caso nos fueron». Y descartó una eventual renuncia al cargo de constituyente. Burgos afirmó que no quedarán pegados con el MPN. «Lamentablemente siempre ha habido este tipo de cuestiones, la ponzoña en este tipo de análisis me permitiría pensar al revés: los sindicatos han sido poderosos en la Argentina y pueden hacer lobby. ¿Por qué no pensar al revés?»,dijo.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora