Rácing se puso el overol y sigue soñando

Consiguió una trabajosa victoria frente a Colón, quedó como único invicto y con una ventaja de cinco puntos sobre Ríver.

BUENOS AIRES (DyN) – Una trabajosa victoria logró ayer Rácing Club ante Colón , 2-1 en el ‘Cilindro’, la que le permite mantener los 5 puntos de ventaja de su único escolta, Ríver, a 9 fechas del desenlace del Apertura.

En la recta final de esta competencia se perfila el duelo entre dos grandes, un Ríver ya liberado de su compromiso en la Mercosur y un Rácing que procura, empujado por el maravilloso respaldo de su público, quebrar la nefasta racha de 35 años sin títulos en la primera división.

Rácing, el único invicto que queda en el Apertura, tuvo que esforzarse al máximo para vencer y lo logró porque el delantero que había contratado para que fuera el goleador, Rafael Maceratesi, apareció para convertir por segunda vez desde que llegó a la entidad de Avellaneda procedente de Rosario Central.

Maceratesi, a los 29 minutos del segundo, anotó luego de un ataque aislado de Rácing, justo cuando parecía que Colón se predisponía para ganar el partido.

El cotejo fue mucho más atractivo en la primera etapa por la propuesta de los dos equipos, pero más plausible fue la de Colón por la ambición con que jugó, por el ida y vuelta y porque respondió a cada ataque.

Rácing y Colón se alternaron en el dominio. Por momentos el equipo de Reinaldo Merlo se apoderó de la pelota, gracias a los fabulosos quites de Adrián Bastía y la movilidad de Jose Chatruc, pero, en la parte final del primer período, entró en escena en gran dimensión el argentino criado en Uruguay, Migliónico, el cerebro de la visita, quien clarificó el juego y tuvo en Claudio Graf a un receptor que resultó ser la pesadilla de la defensa albiceleste.

Rácing debió jugar con mayor serenidad a partir de los 40 segundos de comenzado el encuentro, luego de un claro penal de Diego Castagno Suárez contra Estévez que el propio delantero malogró debido a una estupenda atajada de Leonardo Díaz.

La primera ventaja para el anfitrión se dio porque Diego Milito se anticipó a un remate mal dirigido de Bastía y a la tardía reacción de los sabaleros para, con un puntinazo, establecer el 1-0.

A los 43, en una acción que generó controversias, el árbitro Fabián Madorrán anuló lo que pudo haber sido el empate del zaguero Pablo Morant, quien en una airada reacción fue castigado con la roja.

Ya en el segundo capítulo, como premio a su determinación para continuar en ataque pese al hombre de menos, Colón capitalizó una inusual desconcentración de la última línea del dueño de casa y Graf eludió con dos enganches magníficos a Loeschbor para definir ante Campagnuolo.

Migliónico dilapidó una gran chance a los 15, mano a mano ante Campagnuolo, y cuando a Racing se le complicaba como nunca en este campeonato una jornada, Milito desbordó por derecha, tiró un centro forzado, Estévez no pudo resolver, la pelota quedó viva en el área y Maceratesi apareció para cumplir su promesa de gol.

En los últimos 15 minutos hubo más descontroles y fueron expulsados el uruguayo Javier Delgado y el colombiano Gerardo Bedoya, uno por cada bando.

Rácing pasó otra barrera, ya lleva 14 partidos sin perder, tiene su mejor arranque desde que se implementaron los torneos cortos, está invicto y sus apasionados seguidores confían en encontrarle la salida al laberinto en el que permanecen encerrados desde hace 35 años.

Graf y Migliónico, los mejores

Leonardo Díaz (6): Tuvo atajadas decisivas como en el penal y varios mano a mano con Milito.

Pablo Morant (4): Ganó en las dos áreas en el juego aéreo, pero lo traicionó su temperamento. Se excedió con el árbitro y dejó a su equipo en inferioridad numérica.

Diego Castagno Suárez (5): Le cometió el penal a Estévez en el arranque del partido y luego redondeó una actuación discreta.

Ariel Pereyra (6): Acertado en la marca y proyección. Se asoció bien con Migliónico.

Rodolfo Aquino (6): Se desdobló en defensa y ataque. Estuvo acertado en posición ofensiva.

Alejandro Capurro (6): Otro de los valores altos de Colón. En el complemento no jugó bien, pero en el primero fue la salida del equipo “sabalero”.

Javier Delgado (5): Fue intermitente en el desarrollo del partido. Mal expulsado.

Delio Toledo (6): Se proyectó por la izquierda con acierto. Complicó a un Vitali que dejó varias veces las espaldas libres.

Gabriel Migliónico (7): Una de las figuras del partido. El cerebro del conjunto santafesino, que clarificó con su fútbol y complicó a Rácing. Le faltó definición en la dos que tuvo.

Cristian Castillo (4): Displicente. Siempre el menor esfuerzo en la cancha. Por momentos, favoreció los rechazos de la defensa local.

Claudio Graf (7): Jugó un partido bárbaro, especialmente en el segundo tiempo. Convirtió un gol de gran factura, tal vez el mejor de la jornada. Su movilidad complicó a Rácing. Bajó su nivel en el final.

“A nosotros nadie nos regala nada”

Reinaldo Merlo le contestó enérgicamente a quienes insinúan que su equipo es favorecido por los arbitrajes para que se mantenga como único puntero del torneo Apertura y aseguró que a la ‘Academia’ “nadie le regala nada”.

Con el ceño fruncido y su típico vozarrón, “Mostaza” afirmó que a Rácing “nadie le regala absolutamente nada” y opinó que Fabián Madorrán, de polémica labor en la victoria ante Colón, dirigió “correctamente”.

En la conferencia de prensa posterior al partido con los santafesinos, Merlo fue consultado por las quejas que provenían desde el vestuario visitante en relación al trabajo del árbitro.

Entonces, el entrenador del puntero olvidó su característico perfil bajo y advirtió: “Voy a ser muy clarito y a decirlo una sola vez: a Rácing nadie le regaló absolutamente nada”.

“Respeto la opinión de todos pero no quiero entrar en polémicas. Todo lo que se ha conseguido hasta aquí fue gracias a este grupo de jugadores”, agregó.

Bastía fue el abanderado

Gustavo Campagnuolo (7): Muy solvente, por momentos bajó imaginariamente la persiana de su arco. Seguro por arriba y por abajo, no tuvo nada que hacer en el gol de Colón.

Francisco Maciel (7): Precisión suiza para los relevos, siempre en el lugar exacto para cubrir las espaldas de los compañeros de defensa que pasaban al ataque.

Gabriel Loeschbor (6): Amo y señor en el juego aéreo, pero por abajo perdió demasiado con Graf y en una mano a mano, el delantero de Colón convirtió el transitorio empate.

Claudio Ubeda (5): Inconsistente, inseguro con la pelota, fue el talón de Aquiles de la defensa racinguista.

Martín Vitali (6): Se proyectó pocas veces en el primer tiempo y no gravitó como en otros partidos.

Adrián Bastía (8): La figura de Rácing. Inexpugnable a la hora de marcar, con raptos de habilidad inéditos.

Gustavo Barros Schelotto (5): Criterioso a cuentagotas, parece no poder sacudirse la indiferencia con que juega.

Gerardo Bedoya (5): No jugó como tras veces. Lejos de su nivel y sobre el final del partido se hizo expulsar.

José Chatruc (6): Pese a sus limitaciones técnicas, cada vez se anima más a ser el conductor de un equipo al que le falta la pausa de talento. Salió airoso en la faena.

Maximiliano Estévez (5): Marró el penal con el que Rácing hubiera jugado más tranquilo. Luego no cumplió una tarea convincente y no fue el de otras veces.

Diego Milito (6): Si finalizara todas las jugadas como las empieza, sería figura. Falló en la definición, pero al final repuntó su performance porque elaboró la jugada previa al gol de la victoria.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios