Repercusiones en Neuquén

Horacio Quiroga.- «Murió un patriota y por sobre todo un gran patriota. Lo vamos a lamentar mucho porque tal vez empecemos a valorarlo con la historia. Ya tenía la reivindicación del pueblo argentino, pero los argentinos muchas veces valoramos a la gente cuando se muere. Alfonsín fue un gran demócrata, un gran luchador por los derechos humanos, es una gran pena que nos haya dejado».

Eduardo Benítez.- Diputado provincial y presidente del Comité Provincia de la UCR. Conocíamos el desenlace pero estamos muy dolidos: se va el máximo referente de la democracia, el hombre que nos marcó el camino para volver a la unidad en nuestro partido. Camino que hubiéramos querido transitar con él. El país pierde un gran capital pero nos va a quedar un gran recuerdo».

César Gass.- Funcionario municipal y amigo personal. «Fué el hombre solidario en los momentos difíciles, porque yo estuve exiliado y Alfonsín fue no solamente solidario con los amigos radicales sino que fue un amigo y compañero de todos los exiliados sin distinción de banderías. Y durante su presidencia tenía con mi padre (Adolfo Gass) que fue presidente de la comisión de Relaciones Exteriores y del bloque de senadores radicales una estrecha relación, aún en los momentos más difíciles de su mandato. Era un hombre que tenía en el diálogo la respuesta permanente y el acercamiento permanente, inclusive para con los adversarios más enconados. En los momentos más difíciles, cuando se iniciaba el período democrático, fue el único presidente del mundo que juzgó a la junta de comandantes de la dictadura, hecho inédito en la historia de la política mundial».

Ricardo Villar (ex diputado provincial): «Tuvo la virtud de hacer la síntesis que necesitábamos los argentinos después de la noche más oscura. No cabe más que rendirle un reconocimiento, por su capacidad, por su fuerza y sabiduría. En lo personal, siento un aprecio muy especial por Raúl Alfonsín, a quien tuve la suerte de conocer en 1972, cuando adherí a su movimiento y al radicalismo».

Martín Farizano, intendente de Neuquén: «Murió un gran demócrata. Lo vamos a extrañar mucho porque siempre ponía la cuota de reflexión, búsqueda de consenso, la pacificación. Con su incesante búsqueda de la verdad y la justicia aportó a la unidad nacional. La última vez que lo ví fue cuando en la Casa Rosada se descubrió su busto y e esa ocasión, pese al deterioro de su salud, dio un discurso que convendría recordar, porque aludió a esos valores que pregonó en su vida».

 

Agencia Neuquén del Diario Río Negro.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios