Rige la cuarentena total en Chile, con hospitales al borde de la saturación

Esta semana se duplicó el número de infectados, que llega a 39.500. El Gran Santiago concentra el 80% de los casos del país.

Fuertes controles se despliegan en la capital chilena.

Santiago, con ocho millones de habitantes, entró ayer en cuarentena total, sorprendida por el fuerte repunte de los nuevos casos y muertes provocados por la pandemia de coronavirus esta semana en Chile.

En cifras

394
el número de víctimas en el vecino país.
40.000
casos activos

En la capital, de una docena de hospitales públicos con ventiladores mecánicos rozan el 95% de ocupación, admitió el Ministerio de Salud.

Las calles de la capital chilena lucieron ayer vacías, con controles de los 14.000 efectivos desplegados.

El gran Santiago, con cerca de la mitad de los 18 millones de habitantes de Chile, concentra más del 80% de los 39.542 infectados y 394 fallecidos.

El país tiene la menor tasa de mortalidad, un 1%, y el mayor número de testeos para detectar el virus y aislar a los infectados de América Latina, pero al comenzar esta semana el panorama cambió radicalmente: el gran Santiago duplicó nuevos infectados y el viernes registró el mayor número de decesos en un día: 26.

La demanda de unidades de cuidados intensivos llevó a las autoridades a trasladar pacientes intubados a ciudades del interior.

Hasta la semana Chile registraba entre 350 y 500 nuevos contagios diarios, pero hace siete días empezó a dar balances que rondaban los 1.000 infectados. El número se disparó aún más el miércoles, cuando los nuevos casos subieron un 60% respecto a la víspera y llegaron a 2.660 infecciones. Los muertos pasaron de 11 a 22 el jueves y a 26 el viernes.

“Entramos a la etapa más dura, donde se requiere la mayor solidaridad, el mayor control de unos a otros. Usa por favor la mascarilla, no salgas en esta situación”, suplicó el ministro de Salud, Jaime Mañalich.

Chile tomó medidas de confinamiento selectivo desde una fase muy temprana, cuando el mundo veía incrédulo imágenes de una China casi fantasma y luego escenas dramáticas de muertos en Europa.

Fue uno de los primeros países de Latinoamérica en decretar -el 7 de febrero- una alerta sanitaria, lo que le permitió comprar insumos: test, respiradores y camas de cuidados intensivos, además de centralizar el sistema de salud.


"¿En qué fallamos?"


Chile viene de una explosión social sin precedentes, por la crisis de confianza en las instituciones y en la política. Un reclamo popular en que apunta a mayor igualdad social.

“Decirle a la gente que confíe en lo que el Estado le dice es muy difícil ahora”, se sinceró ayer el ministro de Salud, Jaime Mañalich.


Temas

cuarentena
Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora