Russo: “Quieren hacer una fiesta en Neuquén sin invitarnos”

Puntualizó que de imponerse la “ley Galuccio” no se podría repetir la negociación de la 2615 porque complejiza los acuerdos al fijar un límite en las regalías y la imposibilidad de cobrar un ingreso al área.

Energía

NEUQUÉN (AN).- El presidente del bloque del MPN, José Russo, recalcó que con la ley de renegociación de las concesiones hidrocarburíferas, la 2615, se concretaba la modificación de la constitución nacional de 1994 y de la denominada “ley corta”, la 26197, por lo que justificó el proyecto de declaración contra el proyecto de ley de hidrocarburos nacional que impulsa el CEO de YPF Miguel Galuccio. La declaración tomará estado parlamentario en la sesión de mañana jueves a las 13.

“Quieren hacer una fiesta en Neuquén, quieren llevarse los regalos y comerse la torta, sin invitarnos, no pará”, dijo Russo quien negó que la pretendida imposición de la ley nacional responda al alineamiento del gobierno neuquino con Nación. “Siempre tuvimos buena relación con Nación, cuando gobernaba Raúl Alfonsín había buena relación y Felipe (Sapag) dijo ‘no’ al caño. Somos amigos con derecho a roce, pero no al próximo paso”.

Sostuvo que Jorge Sapag blandió desde siempre la necesidad de explotar los yacimientos no convencionales “contra los agoreros que decían que era un verso” y que ahora resulta que “parece un patrimonio de todos”, al tiempo que recalcó que “fue Nación el que renegoció el contrato de Loma La Lata, no fue Jorge Sobisch, quien como gobernador recibió reconocimiento económico para la provincia”. En diálogo con “Río Negro” Russo recalcó que la primera renegociación fue la ley 2615 que, con la coparticipación de los fondos de extra canon y el canon de ingreso, permitió el ingreso de fondos destinados a obras públicas.

“Lo que diga Galuccio en torno a los no convencionales es muy importante pero no es todo y una parte de este CEO no es palabra santa y si se mete con la provincia mucho menos”, dijo Russo quien interpretó que el directivo lo hace de buena fe para poner en valor la petrolera nacionalizada en un 51% “pero eso tiene un costo que nos están haciendo pagar a nosotros”.

Puntualizó que de imponerse la “ley Galuccio” no se podría repetir la negociación de la 2615 porque complejiza los acuerdos al fijar un límite en las regalías y la imposibilidad de cobrar un ingreso al área.

Finalmente denostó la idea de que la puja aparezca entre dos empresas YPF y GyP, cuando “la política energética la queremos discutir es entre estados y no entre empresas”.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios