Sami Mendaña decidió bajarse

Un feo momento le tocó vivir a Sami Mendaña, quien decidió no largar la séptima final de la Fórmula Metropolitana en el autódromo de La Plata después de las agresiones verbales de Federico Iribarne, su compañero en el Tati Racing Team. El neuquino clasificó cuarto y su compañero sexto, pero en la segunda tanda Iribarne le levantó en una curva cuando los dos buscaban mejorar. La novela parecía que terminaba en esa maniobra, pero llegaron las agresiones verbales y amenazas de allegados a Iribarne. La denuncia del concurrente de Mendaña motivó la exclusión de la prueba de Iribarne. Como siguieron las agresiones, el neuquino decidió no ser parte de la final y pegó la vuelta.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora