Schumacher a la caza del fabuloso récord de Fangio

STUTTGART (DPA) – El fabuloso récord de cinco títulos de Juan Manuel Fangio será el máximo aliciente del alemán Michael Schumacher en el apasionante Mundial de la Fórmula 1 que comenzará a disputarse el domingo próximo en el autódromo australiano de la ciudad de Melbourne.

El alemán, tetracampeón mundial, es una vez más el gran favorito para el título, en un certamen que comenzará en Albert Park y terminará después de diecisiete pruebas el 13 de octubre en el circuito japonés de Suzuka, previo paso por el Gran Premio de Brasil el 31 de marzo en Interlagos y el de España el 28 de abril en Montmeló.

Ausente la quebrada escudería Prost, la novedad es la presencia de los japoneses de Toyota, aunque la vista de todos estará puesta en el brillante bólido rojo con el número uno pintado.

«Haré todo lo posible para que Ferrari siga siendo el número uno», prometió el conductor alemán, quien en caso de igualar al volante de su bólido «rojo» la hazaña del legendario piloto argentino alcanzaría algo similar a la inmortalidad.

Pero el piloto alemán aseguró que el pentacampeonato no lo obsesiona. «Mi deseo de ganar un quinto título no tiene nada que ver con Fangio», apuntó en referencia a la marca del recordado ídolo argentino, ganador en cinco oportunidades del campeonato. Más que conseguir un nuevo récord, al incansable perfeccionista lo impulsan la ambición y el anhelo de ser siempre el mejor.

«Ganar el título de 2002 es naturalmente mi objetivo. Pero en primera línea deseo ganar el mayor número de carreras posible», agregó.

El año anterior Schumacher hizo lo que quiso. Con nueve victorias, numerosos records -el de puntos, con 123 y 58 de ventaja sobre el segundo clasificado, el escocés David Coulthard- humilló a los rivales en forma inédita en los cincuenta y dos años de historia de la Fórmula 1..

Pero el 2002 promete ser más competitivo, con una situación desconocida en los últimos años, ya que tres escuderías, como son Ferrari, BMW-Williams y Mc- Laren-Mercedes Benz, tienen aspiraciones concretas al título.

Aunque está claro que el favorito sigue siendo Ferrari, y ya antes de que Australia comience a hacer vibrar a los fanáticos de la Fórmula 1, muchos expertos descuentan que Schumacher y su equipo volverán a quedar primeros en los certámenes de pilotos y en la de constructores.

«Detrás de ellos, BMW y McLaren se disputarán el segundo lugar», pronosticó el triple campeón mundial y jefe de equipo de Jaguar, Niki Lauda.

El propio Schumacher cree saber cuales van a ser sus principales rivales en el Mundial. «Mi hermano Ralf y su compañero de equipo Juan Pablo Montoya van a ejercer la mayor presión sobre mí», reconoció. Coulthard, con McLaren, y su propio compañero de equipo Rubens Barrichello figuran mucho más atrás en sus pronósticos.

Ralf Schumacher se siente bien preparado para la «lucha fratricida». «Ferrari y Michael eran hasta ahora lo máximo, pero mi hermano ya sabe también que puedo vencerlo», anunció Ralf.

«Montoya y yo tenemos posibilidades de conquistar el título. Todo es posible», aseguró el alemán.

Palabras tan optimistas no resuenan en el campo de las «Flechas de Plata». «Si le proporcionamos el material adecuado puede ganar el Mundial», opinó el jefe de McLaren, Ron Dennis, acerca de las posibilidades de Coulthard de ganar el título.

El escocés no se inmuta por- que Schumacher lo ignore. «No me siento ofendido. La opinión de Michael no es importante», contraatacó Coulthard, apelando a la frialdad en un certamen que se perfila muy caliente.

Montoya, la gran amenaza

BOGOTA (DPA) – Fortalecido por su auspicioso debut en la Fórmula 1, el colombiano Juan Pablo Montoya encara el inminente campeonato como la gran amenaza para el tetracampeón Michael Schumacher.

El piloto de BMW-Williams es ya desde el año anterior el favorito de los medios, y el certamen que comienza la cosa no parece que vaya a cambiar. Es tapa una vez más del número de marzo de la prestigiosa revista «F1 Rácing», que obsequia a sus suscriptores con una gorra autografiada por el colombiano.

Proclamado por sus compatriotas como el mejor deportista del año anterior, Montoya, de 26 años, espera confirmar los pronósticos de los expertos, que lo consideran como uno de los favoritos.

Su signo distintivo es el arrojo, la falta de temor y complejos. Con esa fórmula ganó en setiembre último el Gran Premio de Italia en Monza, a escasos kilómetros de la casa de Ferrari, encendiendo las alarmas en la escudería del mayor de los Schumacher.

El colombiano se convertía en el séptimo piloto en ganar un Gran Premio en su temporada de debut y confirmaba lo que había afirmado antes de su primera prueba, donde apuntó que «no llego para formar parte de la larga procesión, sino para bañarme en champaña».

El apoyo viene de Balcarce

BUENOS AIRES (DPA) – El alemán Michael Schumacher tiene admiradores por todo el mundo, pero seguramente desconocía hasta hoy que cuenta también con adeptos en el seno de la familia del quíntuple campeón de Fórmula 1, el recordado Juan Manuel Fangio.

«En la familia Fangio hay hinchas de Schumacher», señaló Juan «Manuelito» Fangio, sobrino del recordado campeón de Fórmula 1.

A la familia Fangio no le importa que Schumacher pueda igualar este año el récord hasta ahora inalcanzable y sólo en poder del argentino. Todo lo contrario, lo apoyan en ese objetivo.

«Nuestro apoyo se basa en el reconocimiento del talento de Schumacher», apuntó Fangio sobrino.

Según Fangio, tanto Schumacher como su tío transpusieron «esa línea que los hace grandes», por lo que evita hacer cualquier tipo de comparaciones entre uno y otro.

Con la misma humildad que irradiaba el máximo referente automovilístico argentino, los familiares de Fangio no ven a Schumacher como alguien que le sacará al «quíntuple» el prestigio logrado en su campaña deportiva, sino como un deportista que «intenta superarse y conseguir objetivos importantes».

«Juan (por su tío), comentaba que él nunca se consideraba el mejor, pero siempre trató de serlo, y supongo que Schumacher sentirá lo mismo», expresó el sobrino de Fangio.

El alemán resaltó las conquistas de los cinco títulos de Fangio, e incluso reconoció sentirse «admirado» por lo realizado por los pilotos en aquella época, cuando las diferencias con la actual categoría eran abismales.

«Mi deseo de ganar el quinto título este año, no tiene nada que ver con Fangio», apuntó Schumacher en febrero último, dejando en claro que su objetivo sólo es ser una vez más campeón.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora