Se encadenó para pedir reincorporación

Yamil Regules

NEUQUÉN (AN).- Un exempleado municipal que fue despedido se encadenó ayer a las puertas del cementerio local para reclamar que le devuelvan el puesto que tenía. Maximiliano Hernández llegó ayer temprano a las puertas del cementerio, las cerró y luego cruzó una cadena entre los barrotes y su cuerpo para reclamar ser reincorporado al municipio. Según contó el joven estuvo como contratado cuatro años en el cementerio. Pero en diciembre del año pasado, sus superiores le informaron que había sido cesanteado. “Cuando me echaron me dijeron que cuando yo terminara un tratamiento médico que estaba haciendo me iban a reincorporar. Terminé el tratamiento, fui en febrero y no me quisieron atender, fui en marzo y tampoco me atendieron. Yo tengo tres hijos y por eso lo único que me queda es encadenarme hasta que me den un pase a planta permanente”, comentó Hernández. El joven agregó que nunca tuvo sumario iniciados ni nunca tuvo problemas dentro de su trabajo. “Solo me quedaron 20 días que no fui porque estaba tomando una medicación muy fuerte y me costaba levantarme. Tengo el certificado médico de esa situación pero no me quisieron recibir”, expresó.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios