Sigue en problemas

Por segundo año consecutivo, los auditores de la consultora Deloitte & Touche (D&T) aseguraron que no están en condiciones de aprobar las cuentas de la multinacional italiana GF Group, empresa madre de Moño Azul, cuyos titulares son Antonio y Raffaella Orsero. Esta misma auditora que revisó los balances de GF Group del año indicó que “la sociedad matriz y el grupo no cuentan con los recursos financieros para hacer frente a la financiación expirada en el 2013”, por la que escribe ahora, “no podemos expresar una opinión sobre los estados financieros consolidados al 31 de diciembre del 2012“. El escrito de D&T de este año determina que los balances del grupo italiano no habrían mostrado cambios y existirían serias inconsistencias en las partidas referidas al financiamiento para el ciclo 2014. Cabe destacar que a finales del 2012, las pérdidas declaradas por la sociedad controlada por Antonio y Raffaella Orsero ascendieron a 49,5 millones de euros. Las deudas aumentaron a 559,3 millones de euros, parte importante de ella con la banca Carige. Ese mismo año, el 86% de la facturación del grupo alcanzó los 850 millones de euros y correspondió al comercio de frutas frescas.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios