Sobisch y sus promesas

GERARDO BILARDO

gbilardo@rionegro.com.ar

Esta semana quedó claro que los funcionarios de este gobierno no tienen intención de contribuir al esclarecimiento de las ruinosas operaciones financieras que el Banco de la Provincia del Neuquén (BPN) pactó con la empresa Temux, en las que se perdieron unos 22 millones de pesos, según la cifra más aceptada por todos.

Cuando Jorge Sobisch expresó el 1º de mayo último que había que «encontrar a los culpables», que alguien debía pagar con la «cárcel» por delitos de estas características y que él mismo estaba dispuesto a ayudar a los legisladores a investigar, formuló promesas que quedaron diluidas en un santiamén.

Ante la menor insinuación de los legisladores de la oposición de avanzar en ese sentido, sus pares del MPN bloquearon los dos intentos que hubo esta semana por echar luz sobre este escándalo.

Primero rechazaron la conformación de una comisión investigadora y luego se opusieron a un pedido para que el BPN les informara a los diputados sobre las operaciones financieras que involucran a Temux y a otras dos firmas del grupo, Santa Elena Bursátil y Cooperativa de Crédito Santa Elena.

El diputado Manuel Gschwind, encargado de desactivar la increíble promesa de su jefe, respondió con bombas de humo. «Nosotros no vamos a entrar en el circo de ninguna investigación política», se defendió el jefe de la bancada oficialista cuando la oposición apuró con definiciones concretas a los representantes del partido gobernante.

Sin embargo, no fueron los diputados oficialistas, incluidos los menemistas que respaldaron al partido provincial, los únicos que esquivaron el tema. También lo hicieron el propio Sobisch y el presidente del BPN, el esquivo Omar Gutiérrez. Ambos tuvieron, en el transcurso de la semana, la oportunidad de alumbrar sobre el oscuro caso Temux cuando anunciaron, en una conferencia, la nueva línea de créditos para la compra de viviendas destinada a la clase media. Pero una vez cumplido el objetivo de propagandizar esa acción de gobierno, Sobisch y Gutiérrez huyeron para evitar consultas referidas a Temux de los pocos periodistas que asistieron a la rueda de prensa.

El caso Temux está plagado de promesas incumplidas. La del gobernador es la más reciente. Pero el propio Gutiérrez dijo, a fines de julio del año pasado, cuando se hizo cargo de la presidencia del BPN, que iba a mantener informada a la opinión pública sobre estas operaciones después de conocer los detalles del caso. «Estoy entrando», fue la excusa que utilizó en aquel momento.

El tiempo transcurrió y Gutiérre «siguió entrando», porque se olvidó de su promesa.

Algunos diputados de la oposición consideran que el gobernador incorporó a Temux en el discurso del 1º de mayo porque tiene pensado «entregar un peón». Otros dicen que es posible esa hipótesis, pero tampoco descartan que Sobisch haya enviado un mensaje cifrado a algún personaje oculto de esta historia.

La interpretación de que el gobierno quiere la cabeza de un responsable de baja jerarquía incluiría, en el caso de una posible condena, un encuadramiento jurídico alejado de un delito penal.

«Estarían buscando a un perejil y ponerlo ante la sociedad como un inepto que se equivocó», argumentan quienes dicen que se busca limpiar el caso a muy bajo costo para el gobierno.

Ese dato coincide, en parte, con lo poco que ha trascendido de la investigación judicial que está a cargo del fiscal Pablo Vignaroli, quien tampoco ha informado debidamente sobre el caso.

La última y escasa información conocida de la causa indica que Vignaroli investiga un abanico tan amplio de sospechosos que comprende desde actuales y ex directivos del BPN hasta algunos gerentes.

Quien llevó la denuncia a la Justicia fue Félix Racco, ex titular del BPN. Cuando estuvo al frente del banco, el ex funcionario no hizo público ningún detalle del caso y ahora es uno de los investigados por el fiscal Vignaroli.

 

Conectados

 

Curiosamente los datos sobre esta causa que avanza lentamente trascendieron después de la promesa que formuló el gobernador en su discurso de la Legislatura.

Hay quienes sostienen que entre el discurso y el pequeño avance que se intenta demostrar desde la Justicia existe un hilo conductor.

«Que Sobisch hable y Vignaroli deje filtrar información inmediatamente después, es un dato de la realidad que hay que tener en cuenta. Va en el sentido de encontrar a un responsable de poca monta para luego mostrar ante la opinión pública un caso supuestamente esclarecido», dijeron esta semana fuentes legislativas consultadas por este diario.

Lo poco que se conoce del caso Temux es que las transacciones bancarias se realizaron entre diciembre del 2004 y febrero del año siguiente. En tres meses desaparecieron del banco 22 millones de pesos. Esa es una conclusión que surge a partir de la cifra que puso la provincia para rescatar al banco provincial de una segura crisis, provocada por el desmanejo originado en esta operaciones.

Cuando la millonaria pérdida se hizo pública, el gobernador aseguró que el BPN sufrió una estafa. Cuando dijo esto por primera vez, comenzó a escribirse la historia oficial del caso Temux. Ahora está por finalizar uno de los últimos capítulos. Y para ello hay que encontrar culpables.

Los investigadores deberían tener en cuenta que la gente se da cuenta de algunas cosas. Por ejemplo, y atendiendo la magnitud que tuvieron las operaciones financieras, las decisiones tienen que haber excedido el ámbito bancario. Es probable entonces que hayan intervenido funcionarios con mucho poder de decisión.

La movilización de 22 millones de pesos es demasiado grande hasta para el presidente de un banco provincial y mucho más aún para el gerente de una sucursal.

Sin embargo, es difícil creer que la Justicia provincial, influenciada por el poder político, decida clavar el bisturí hasta el hueso para esclarecer el caso Temux.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios