Sobisch y Verani se reunirán el lunes con ejecutivos de Ferrosur

Buscan mecanismo para destrabar el paso del tren con metanol.

NEUQUEN (AN).- La del lunes será una reunión tripartita y cumbre, porque sentará alrededor de la mesa a los directivos de Ferrosur con los gobernadores Pablo Verani y Jorge Sobisch. Será una vuelta de tuerca para que la empresa obtenga un respaldo institucional extra que le permita negociar en Buenos Aires un mecanismo que destrabe el principal obstáculo para mantenerse en operaciones: el fallo judicial que le impide transportar a Ensenada el metanol de Plaza Huincul.

Esa zancadilla judicial, impulsada por grupos medioambientalistas bonaerenses, también afecta a la aliada estratégica de Sobisch, Repsol YPF, porque tiene paralizada la planta neuquina. Los empresarios nucleados en el Ente promotor del corredor bioceánico del sur, que preside el titular de la UEN, Máximo Diez, solicitaron una reunión urgente al intendente de Bahía Blanca, Jaime Linares, para agilizar la reactivación de los convoyes de Ferrosur. La paralización también afecta la economía de esa ciudad, destinataria natural de la producción de hidrocarburos y derivados con destino a Brasil. En el caso del metanol, ayer Ferrosur dijo que si no se logra habilitar el transporte en 20 días empezará con suspensiones de personal, decisión que afecta 630 empleos y exportaciones por 65 millones de dólares.

Si bien la presión -ejercida en los medios de comunicación social nacionales y en la región a través de las radios- tiende a que el recurso de amparo de la Asociación ecológica de pesca, caza y náutica de Bernal quede sin efecto, lo cierto es que el gerente general de Ferrosur, Sergio Do Rego, explicó que la compañía pierde un negocio de entre 800 mil y un millón de pesos mensuales por los convoyes de metanol. La producción anual está estimada en 400 mil toneladas que, mientras no se comprometan negocios por el Pacífico, se exportarán por puertos bonaerenses con transporte proporcionado por Ferrosur.

Las trabas judiciales ya merecieron reuniones de Sobisch en Buenos Aires, porque la provincia defiende doblemente el negocio de Repsol y de Ferrosur. En el caso de la primera, se trata de la inversión más importante en el sector hidrocarburífero en el último bienio -190 millones de dólares- y para la concesionaria ferroviaria, la posibilidad de saldar una inversión de 15 millones de dólares de antes de la devaluación en la remodelación y mantenimiento de 155 vagones cisterna para cumplir con el compromiso del transporte.

El encuentro del lunes entre Sobisch y Verani también servirá para poner al día algunas cuestiones tendientes a la regionalización que resucitó el neuquino en su discurso del uno de mayo. Ya hay un proyecto de Río Negro que data de 1996, cuando Verani hizo una contrapropuesta.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora