Cómo es vivir en medio de la basura en el norte de Roca

El lugar está lleno de residuos de todo tipo. Las familias deben convivir constantemente entre medio del humo, las moscas y las ratas.

En medio de un vertedero que tiene unas 18 cuadras de largo, familias viven entre la basura y conviven con el humo de la quema de residuos que genera una gran contaminación. El drama ocurre en el norte de Roca y adultos y niños padecen esta problemática.

El zanjón se ubica entre las calles Cristóbal Colón y El Gavilán, limita con el Penal 2, Barrio Nuevo y Quinta 25 de Roca. Justo en este sector una madre que no quiso revelar su identidad, levantó una casilla con chapas, maderas, telas, cartones y otros objetos que encontró.

El lugar está lleno de basura de todo tipo: plásticos, vidrios, chapas, botellas, pañales, verduras, hasta perros muertos. Está invadido de moscas y en verano con las altas temperaturas el olor es insoportable.

La familia, oriunda de Roca, se instaló en el lugar hace un mes. Desde la Municipalidad les dijeron que tenían que irse o los iban a desalojar, pero no les dieron otras posibilidades de vivienda, señaló la mujer.

La madre tiene dos hijas pequeñas. No tienen comida ni agua, tampoco un baño, ni servicios.

Cuando RÍO NEGRO le preguntó cómo era vivir en el zanjón, la mujer no respondió con palabras. Negó con su cabeza y se quedó seria. Sus ojos estaban llorosos. No hacía falta decir algo para expresar lo duro que significa sobrevivir ahí.

La gestión del Municipio

Si bien el Municipio viene llevando a cabo una gestión para regular los residuos que se arrojaban, los vecinos siguen echando su basura de forma clandestina y no sólo eso, sino que también la prenden fuego. La ordenanza municipal 4797/16 solo permite disponer allí elementos inertes. Pero está contemplado que un 20% del contenido puedan ser otros tipos de residuos.

Además de personas que arrojan desechos hay otras que esperan ansiosas encontrar comida, zapatillas, útiles, juguetes, ropa y elementos que puedan comercializar.

En la vivienda precaria viven una madre y dos menores. Foto: Andres Maripe.

Angustia y desamparo

Camila es otra mujer que vive a metros del zanjón hace cuatro años. Contó que todos los días tiene que convivir rodeada de humo. De hecho tiene la voz afónica y cree que es por la cantidad abrumadora de humareda que respira.

Camila día a día tiene que soportar el humo de la basura quemada. Foto: Andrés Maripe.

«Siempre queman basura y el olor llega a la casa. No se pueden dejar las ventanas abiertas ni tender ropa afuera», expresó. Además contó que tienen problemas con las ratas que circulan constantemente.

Manifestó que personal de la Municipalidad llega para tapar y rellenar la zona y esto hizo que el lugar utilizado como basural se haya reducido. Sin embargo, vecinos de toda la ciudad se acercan al zanjón para tirar su basura. «La gente es muy sucia y dañina. No cuidan nada», apuntó entre medio de suspiros.

Giselle es otra mamá que vive con sus hijos en el vertedero, desde hace 20 años. Así como Camila, comentó que es imposible vivir en medio del humo. «Además no es cualquier humo, es de basura, es horrible», manifestó.

La vecina contó que día a día son muchos las personas que se acercan desde diferentes barrios a tirar sus residuos. «Todo el tiempo me peleo. Hubo un día que una mujer vino a tirar basura y sacó una bolsa llena de perros. La amenacé, le dije que la iba a filmar a ella y su auto. Me pidió por favor que no y se los llevó», apuntó y agregó que «hasta gente del centro viene a tirar».

Personas de toda la ciudad de acercan para tirar sus residuos. Foto: Andrés Maripe.

En la cuadra hay niños que juegan en medio de la calle de tierra, que además está atravesada por aguas servidas, que se han ido acumulado.

El camión de la basura pasa tres veces a la semana: lunes, miércoles y viernes. Aún así muchas personas deciden utilizar el zanjón. «No colaboran», dijo Giselle.

«La Municipalidad puso un cartel que dice que el lugar no está habilitado para tirar basura, pero los vecinos que vienen lo tiraron. Yo lo busqué y lo volví a poner», expresó la vecina.

Desde el municipio realiza limpieza con maquinarias los lunes , miércoles , viernes y sábados donde rellenan lo que se conoce como La Cava , así como también se limpia en las proximidades a ese sector.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios