Crean una sinfonía con datos reales del centro de la Vía Láctea

"Donde convergen las líneas paralelas" es una composición de Sophie Kastner, quien tradujo información recopilada por generadores de imágenes del espacio profundo para “sonificar” nuestro centro galáctico. El proyecto llevado a cabo desde el Centro de rayos X Chandra de la NASA ya realizó piezas similares de nebulosas y galaxias.

Usualmente conocemos al universo a través de la observación directa o desde imágenes que nos devuelven los diferentes telescopios que los humanos situamos en el espacio y en la Tierra. Pero ahora, además de verlo, podemos conocer un poco más de nuestro vecindario cósmico a través de la música, ya que la compositora Sophie Kastner tradujo datos del centro de la Vía Láctea en notas que conforman una sinfonía.

La pieza se llama Where Parallel Lines Converge (en español, Donde convergen las líneas paralelas) y se basa en una variedad de longitudes de onda de luz (rayos X, infrarrojos y ópticos) captadas por varios generadores de imágenes del espacio profundo: los telescopios Chandra, Hubble y Spitzer.

Esta “sonificación” fue realizada desde el Centro de rayos X Chandra de la NASA, que traduce los datos digitales tomados por los telescopios en notas y sonidos. “Este proceso permite al oyente experimentar los datos a través del sentido del oído en lugar de verlos como imágenes, una forma más común de presentar datos astronómicos”, explica un comunicado.

Ahora bien, ¿cómo lo realizaron? En principio, sabemos que las ondas sonoras son vibraciones que se propagan a través de átomos y moléculas que flotan en el aire. En la Tierra hay muchas cosas en el aire que llevan sonidos de un lado a otro, pero no es el caso del espacio. “Si gritaras en el espacio, las ondas sonoras que crearías no tendrían cómo vibrar, por lo que si alguien estuviera a unos metros de vos no te escucharía”, ejemplificó Space. Entonces, de la misma manera que se toman datos de telescopios en longitudes de onda invisibles para el ojo humano y se traducen a formas visibles, la sinfonía de la Vía Láctea convierte datos en sonidos que podemos escuchar.

De hecho, la agencia espacial estadounidense ya hizo lo mismo con otros objetos espaciales, como el remanente de supernova Cassiopeia A, un grupo de galaxias conocido como Quinteto de Stephan y la Nebulosa Carina.

Sobre la reciente creación, Kastner expresó que “es como escribir una historia de ficción basada en gran medida en hechos reales (…) Estamos tomando los datos del espacio que se han traducido en sonido y dándoles un giro nuevo y humano”. Por su parte, Kimberly Arcand, científica de visualización y tecnología emergente de Chandra, declaró: «En cierto modo, esta es simplemente otra forma en que los humanos interactúan con el cielo nocturno tal como lo han hecho a lo largo de la historia. (…) Estamos utilizando diferentes herramientas, pero el concepto de inspirarnos en los cielos para hacer arte sigue siendo el mismo».

La partitura está disponible en este link.


Este contenido fue originalmente publicado en RED/ACCIÓN y se republica como parte del programa ‘Periodismo Humano’, una alianza por el periodismo de calidad entre RÍO NEGRO y RED/ACCIÓN



Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios