Exclusivo Suscriptores

«Estamos en una situación de pandemia respecto a la salud mental»

El psicólogo Daniel Sans explicó cuáles eran los principales síntomas a tener en cuenta para realizar una consulta y trabajarlos.

Daniel Sans es psicólogo y sabe que la palabra es poderosa para curar a las personas. Ante el aumento de casos de trastornos en el ámbito de la salud mental, el profesional indicó que es imprescindible prestar atención a los síntomas que aparecen.

“Estamos en una situación de pandemia respecto a la salud mental”, expresó pues indicó que 1 de cada 4 personas sufre algún trastorno referido a la salud mental.  

Sans explicó que en la actualidad “se enferma de otra manera” de acuerdo a la cultura en la que vivamos. “Hay padecimientos ligados a la hiperinformación, donde los seres humanos reciben constantemente estímulos exteriores”, apuntó y agregó que esa data genera efectos de sufrimiento y síntomas.

“El síntoma trae un mensaje. Son como los fusibles que saltan para que no se queme todo el sistema. Nos vienen a proteger. Son avisos de que paremos y observemos lo que está sucediendo”, indicó Daniel y agregó que para los psicólogos “ los síntomas pueden ser el camino de la sanación”.

El psicólogo indicó que en conjunto con otros profesionales lograron diferenciar 72 síntomas, de los cuales realizaron una lista de 21 que son los que más se repiten y hay que prestar atención.

Se separan en cuatro: cognitivos emocionales, físicos y musculares. Dentro de los cognitivos podemos encontrar dificultad para dormir, concentrarse, tomar decisiones, excesiva crítica así mismo y a otros y pesimismo (la idea de que las cosas saldrán mal). Éstos no son tan claros como un dolor de cabeza, sino que van apareciendo de manera sutil y progresiva.

“En los emocionales lo primero que aparece es la ansiedad/angustia”, indicó, luego le siguen el resentimiento o rabia y la depresión.

Dentro de las sensaciones físicas observaron los mareos, inestabilidad, palpitaciones, dificultad para respirar, dolor precordial, palmas húmedas y manos o pies fríos, dolores de cabeza y acidez.

En los musculares podemos sentir los músculos contracturados o dolores, fatiga, inquietud motora, tendencia a golpearme, voz temblorosa o hablar sin parar.

Finalmente, en el caso de las infancias y adolescencias el profesional recomendó “habilitar frente a cada padecimiento la posibilidad de la comunicación. Escuchalos, preguntale cómo está, qué le pasa”.

Falta de políticas públicas en salúd mental


 Daniel señaló que hay una gran ausencia de políticas públicas en términos de salud mental en Argentina. «Junto a otros colegas lo llamamos inflamación legislativa. Se nombran muchas leyes, pero no se habilitan recursos», indicó.

Hay varios casos en que las personas acuden a las instalaciones públicas en busca de ayuda, «pero no hay turnos». «Hubo casos de locura, historias trágicas donde gente terminó muriendo por la falta de atención», expresó y agregó que esas situaciones se terminaban judicializando, en vez de llegar a salúd.

«No son costosas. En Río Negro se requiere recurso humano y la provincia no invierte«, dijo el psicólogo y explicó que la Secretaría de Salúd no tenía conocimiento sobre las diverdad situaciones que se generaban y optaban por seguir «la vía farmacológica». Es decir, no trabajan los hechos «les ponen curitas».

Daniel trabaja desde 1984 con grupos de alcoholismo en Cipolletti. Desde allí pudo observar cómo pretendían tratar las adicciones con medicamentos. «Era una trampa».

«Tenemos un pueblo desatendido, destratado. Para nosotros el destrato en estos ámbitos es igual o peor que el maltrato porque en este hay trato, pero en el destrato hay abandono y cuando hay sufrimiento la ausencia es dolor social y tragedia», concluyó.


Comentarios