La familia del chofer del trágico accidente en la Ruta 40 decidió donar los órganos

Alfredo Ezquerra fue la séptima víctima del accidente que se produjo el sábado a la mañana en la ruta nacional 40, entre Bariloche y Villa La Angostura.

Tras la muerte de Alfredo Ezequerra en la terapia intensiva del sanatorio San Carlos, el equipo de la Unidad de Procuración de Órganos y Tejidos del hospital Ramón Carrillo procedió a la ablación de tejido corneano.

«Le agradecemos muchísimo a la familia porque gracias a ellos, dos personas podrán volver a ver. Podría haber sido un procedimiento multiorganico, pero los órganos empezaron a fallar. De todos modos, era donante y va a ayudar a los pacientes en lista de espera de córneas», resumió Germán Santamaría, coordinador hospitalario de la Unidad de Procuración de Órganos y Tejidos en Bariloche.

Ezquerra había ingresado el sábado al sanatorio con un grave traumatismo craneal luego del siniestro vial en la Ruta Nacional 40, en el tramo que comunica Bariloche y Villa La Angostura.

El hombre conducía una camioneta Mercedes Benz que transportaba doce turistas para hacer una excursión por la emblemática Ruta de Siete Lagos. Colisionó con un camión y como consecuencia, seis personas murieron. Ezquerra permanecía en estado grave, peleó por su vida durante cinco días y murió en la tarde del miércoles.

«Falleció ayer por la tarde y lo que hicimos, como es un caso traumático, fue pedir autorización judicial. Nos contactamos con Fiscalía de Villa La Angostura que nos autorizó a avanzar con el proceso de donación. La familia acompañó en todo momento», precisó Santamaría.

Destacó también que el procedimiento se llevó a cabo en una institución privada, el sanatorio San Carlos, donde permanecía internado Ezequerra.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios