Talón de Aquiles

Precisamente el hecho de que el juez Lozada haya argumentado que hay pretensión de doble juzgamiento y cosa juzgada puede convertirse en su talón de Aquiles, ya que ahora le da pie al fiscal para pedir que se traiga del archivo la «causa madre» que el propio Lozada mandó a archivar hace cuatro años atrás. Nunca nadie -ni el propio fiscal- conocieron los contenidos de esa resolución que sobreseyó a Kirchner en 2005.

Como se informó ayer, el caso de los fondos adquirió ayer un inesperado giro cuando el gobernador el gobernador Daniel Peralta dijo que los fondos de Santa Cruz (cuyo monto real y actualizaciones se desconocen, aunque pueden ir de alrededor de 600 millones a 1.385 millones de dólares o más) están depositados en una cuenta del Credit Suisse, en Suiza. Esto demuestra que Kirchner mintió cuando aseguró insistentemente que «todos los fondos fueron repatriados» ante la periodista Magdalena Ruiz Guiñazú, en una entrevista realizada en mayo del año pasado.

Coincidentemente a las aseveraciones de Peralta, un informe del Tribunal de Cuentas de Santa Cruz -que será presentado en la Legislatura santacruceña- dice que al 31 de diciembre de 2006 la provincia conservaba 520 millones de dólares, de los cuales más de 390 millones estaban en una cuenta en el Banco Credit Suisse, en Suiza.

El hecho de que se afirme que buena parte del dinero está en el Credit Suisse, adquiere importancia porque esta entidad es agente crediticio que gestiona todos los créditos otorgados al grupo Petersen -de la familia Eskenazi, con buenos vínculos con Kirchner-, compradora de una porción de YPF a Repsol. La cuenta de los fondos de Santa Cruz en el Credit Suisse se denomina «Fideicomiso de Administración-Banco Santa Cruz». El Banco Santa Cruz está controlado por el grupo Eskenazi.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios