Terminó en la comisaría

A UN TOQUE FEDERAL

El partido entre Santamarina y Racing de Olavarría, jugado en Tandil en la noche del lunes, terminó con triunfo para los locales y un escándalo que se desató después del partido en la cancha y acabó en la comisaría.

Sucede que con la derrota consumada, el arquero de Racing, Martín Mocoroa, salió disparado y camino a los vestuarios se cruzó con un empleado de seguridad. El ‘1’ le endilgaba una “cargada” y todo terminó en insultos y algunos golpes de puño.

Intervino la Policía, algunos dirigentes y Mocoroa terminó en la comisaría, declarando por los hechos cometidos. Por el 4-2 a favor, Santamarina suma 4 unidades, Racing quedó con 3 y continúan como líderes Deportivo Maipú y Alvarado. (AC)


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios