Toda una odisea «por el espacio» en la versión rally

La espectacular "piña" generó el asombro general. El fotógrafo Raúl Bellido señaló que nunca vio algo así.

Una de las notas destacadas del suplemento deportivo de «Río Negro» de ayer fue la secuencia gráfica que muestra en parte la tremenda «piña» del centenariense Mauricio Stigliano, cuando participaba en el rally «AVGR-Apryn Sur. Fue motivo de comentario en el ambiente «tuerca», estuvo en un lugar privilegiado en los lugares de venta del diario y hasta los colegas capitalinos se interesaron en el tema. Es que «palos» hubo muchos en las pruebas de esta especialidad en la región, pero pocos tan espectaculares como éste, y más aún que se pudiera registrar fotográficamente.

Para Stigliano y su navegante Jorge Cáceres lo que les sucedió quedará como una anécdota con el paso del tiempo. «No sabés lo que es estar allá arriba», comentó el piloto cuando llegaron a auxiliarlo.

Más allá de lo apuntado, los que acertaron a estar en ese lugar del especial de Puente Cero-Stefenelli aún no salen de su asom-bro.

La pericia y oportunidad del experimentado fotógrafo Raúl Bellido para elegir ese lomo tan peligroso para cumplir con su trabajo permitió, en parte, reconstruir lo que sucedió con el auto de Stigliano. Igual que el relato de algunos aficionados.

El lomo es de los considerados como muy peligroso. Es habitual que se lo marque como de «uno, levantando», mientras que Stigliano le tenía de «media», que para el rally es a fondo.

Al lomo, que tiene forma de rampa, se llega después de transitar una recta de trescientos metros, a unos ciento veinte kilómetros por hora, o un «poquito» más. No levantó nada, fue a fondo.

El auto quedó a cincuenta metros del lomo donde levantó vuelo. Alcanzó una altura de cinco o seis metros, para a unos veinticinco metros pegar primero con la trompa, después con el techo, la parte trasera y terminar sobre sus cuatro ruedas.

El piloto dio vuelta el volante, cedió la pedalera y se quebró el piso del auto. A pesar del tremendo golpe, aguantó bien la jaula antivuelco.

Juan M. Gómez, quien fue dos veces campeón regional, estuvo en el lugar de la «piña» de Stigliano como un aficionado más, junto a algunos amigos.

Contó ayer que «fue una cosa de locos, el auto estuvo unos tres segundos, como mínimo en el aire, y después se vino en picada como un avión».

Gómez reconoció que «no me gustaba ese lugar, porque los que alguna vez hicimos rally sabemos que es muy peligroso y todos lo tienen presente, prefería otro sector con más velocidad. Pero nos quedamos…».

Recordó que «no levantó y lo agarró como venía. Después vimos que en la hoja lo tenía marcado de «una». Se pegó duro, nos agarró una desesperación tremenda cuando sentimos cómo aceleraba en vacío. El auto que pasó antes dejó el carter cuando cayó».

Mientras, el fotógrafo Raúl Bellido reiteró que «en más de treinta años que ando en esto, nunca vi una cosa así. Algunos autos cayeron muy pesado, cerca de donde estaba, por lo que me corrí un poco. Me sorprendió cuando iba en el aire, no lo podía creer».

«La sacamos muy barata…»

Susto grande, pero con suerte para Mauricio Stigliano. Hoy se le efectuará un estudio para comprobar el grado exacto de la lesión que sufrió en un hueso del talón izquierdo, de lo que dependerá una posterior operación. Mientras, en el tobillo derecho se le diagnosticó un esguince importante. El piloto comentó que «la sacamos muy barata…, fue un «tortazo» bárbaro. Por suerte, funcionó el tema de la seguridad, las butacas, los cinturones de seguridad, todo aguantó bien».

El piloto comentó que «sabíamos cuál era el lomo, pero lo teníamos mal marcado. Mi navegante me avi-só que levantara, pero lo encaré a fondo».

Reconoció que «nunca pensé que iba a levantar tanto vuelo, me imaginé que podía salir derecho. Ya pasó, hay que tomarlo con humor, por lo menos así salí en el diario».

Stigliano sólo tuvo palabras de agradecimiento para los pilotos y navegantes, como para la Asociación Argentina de Volantes (AAV), que es la encargada de brindarle la cobertura médica a todos los participantes en el certamen regional de rally, ya que mostraron su preocupación por asistir de la mejor manera al piloto de Centenario.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora