Todos muestran ideas, proyectos… ¿y los bienes?

Los candidatos a gobernador hablan de su patrimonio. La campaña obligó hasta poner en venta propiedades.

Una candidata que vendió un cotizado terreno frente al mar para afrontar los costos de la campaña electoral.

Otro que esperaba ansioso a fines de la semana pasada que le resuelvan los problemas mecánicos de su Peugeot '96 para llegar desde el Alto Valle a Bariloche con sus propuestas.

Un tercero que dice tener lo mismo que cuando emprendió camino a la residencia de los gobernadores, en Viedma, allá por diciembre del 2003.

Preguntar por el patrimonio permite ingresar a un terreno fértil para aquellos que quieren ver a los candidatos fuera de la cápsula generada por el discurso que repiten a diario en la tarea proselitista.

Y en Río Negro, a 6 días de la elección a gobernador, hay datos que todavía permanecen sin revelar sobre el modo y los medios de vida que tienen las 8 personas que pretenden convertirse en la máxima figura del Poder Ejecutivo desde diciembre próximo.

Con cuatro propiedades, Miguel Pichetto (FpV) es el candidato que más inmuebles posee. El patrimonio total que informó a «Río Negro» asciende a 625.750 pesos.

Por un camino diferente transita la legisladora del ARI, Magdalena Odarda, quien le dijo adiós a un terreno en Playas Doradas que había recibido como parte de pago en su época de concejal. A cambio del predio, que producto de las variables económicos vale hoy bastante más que los 8.000 pesos que representaba cuando lo recibió, la diputada provincial se hizo de dinero efectivo. Pero le duró poco, porque con esa plata se financió buena parte de la campaña de los referentes de «Lilita» Carrió en Río Negro.

En el detalle entregado a este diario, Odarda aclaró que los 7.000 pesos que gana por mes corresponden a la dieta como legisladora y a ingresos particulares. A la hora de responder las consultas periodísticas, los candidatos de los partidos «chicos» fueron los que menos vueltas dieron para revelar dónde y con cuánto dinero vivían.

Una comunicación telefónica o un simple encuentro personal alcanzó para conocer que el Citröen 3CV del socialista Helmer Calvo tiene varias batallas ganadas, que el Torino en el que se lo puede ver a Horacio Pastor por Roca es prestado, o que el Peugeot de Martínez aprendió el lenguaje electoral y pide a gritos una «renovación».

También que Javier Sánchez (MST) no tiene más remedio que caminar las calles de Bariloche y vender bien a los peluqueros si quiere mantener la armonía en la casa que comparte con su madre.

Sin embargo, con otros fue más difícil. A pesar de los dos pedidos previos a su vocero, Claudio Mozzoni, el gobernador Miguel Saiz se enteró de la iniciativa de «Río Negro» el jueves pasado en Roca, cuando se le pidieron los datos personalmente.

Amablemente, contestó que sus principales bienes eran los mismos que los registrados a fines del 2003, cuando asumió la gobernación. De todas maneras, sugirió consultar una página web, asegurando que allí estaba todo detallado.

Ni el sitio oficial de la provincia ni la página que promociona su candidatura actual dicen más que formalidades, por caso la fecha de nacimiento, con quién está casado y dónde cursó sus estudios, entre otras referencias.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios