Tres asaltos simultáneos en el centro neuquino

Fueron en pleno día y actuaron con extrema violencia. Se llevaron dinero y documentación. No hay detenidos.

NEUQUEN (AN) – Un hombre fue baleado a quemarropa por dos delincuentes que los redujeron para asaltarlo en las oficinas de un frigorífico y resultó gravemente herido, en tanto un matrimonio fue agredido a golpes de puño y culatazos por otros dos jóvenes, que los sorprendieron en el negocio de venta de hierro para robarles alrededor de 8.000 pesos. Ambos hechos en el centro de la ciudad, a plena luz del día y a la misma hora.

En Plottier, un enmascarado redujo bajo amenazas a un empleado y se llevó 5.200 pesos de la recaudación y 1.800 pesos en estampillas (ver aparte).

La ola de asaltos violentos registrados ayer en la ciudad siguió con otros dos robos con armas a sendas agencias de lotería y quiniela -en una de ellas se habrían apoderado de una cifra importante de dinero- y un intento de asalto a una vivienda particular

Un investigador policial no dudó en atribuir algún grado de conexidad a los episodios, fundamentalmente por el modus operando empleado por los delincuentes y la hora en que ocurrieron tres de ellos, incluyendo lo más espectaculares.

Los policías aprendieron a varios sospechosos en cercanías de los escenarios de los hechos, pero con el correr de las horas se comprobó que no tenían vinculación con los atracos. No obstante, una fuente señaló que existen datos firmes para poder dar los asaltantes.

El hombre baleado fue identificado como José Bilbaso, de 39 años, encargado del frigorífico. Los desconocidos le efectuaron tres disparos que le impactaron en el pecho bajo la tetilla izquierda, la clavícula y la espalda.

A pesar de las heridas alcanzó a salir corriendo del edificio y cayó desvanecido en la vereda, a unos 50 metros, donde fue auxiliados por empleados de una casa de comercio de repuestos del automotor.

Fue llevado al hospital Castro Rendón, donde tras ser operado permanecía anoche en la sala de cuidados intensivos, con pronóstico reservado.

A las 11 dos hombres que cubrieron sus rostros con el cuello de sus pulóveres redujeron a punta de revólver a tres empleados del frigorífico de la calle Montevideo al 600. Los condujeron hacia la parte anterior de la propiedad y los encerraron en una de las cámaras de frío, junto a un un albañil que se encontraba trabajando en el lugar.

Tras ello se encaminaron a las oficinas donde intentaron reducir a Bilbaso. En el lugar los investigadores encontraron un gran desorden y se supone que los desconocidos habrían robado dinero y documentación.

A la misma hora otros dos muchachos jóvenes, de aspecto discreto según una testigo que los vio ingresar en actitud sospechosa a las oficinas de Hierros Pesiney, en Leguizamón al 300, a punta de revólver redujeron a los propietarios y le exigieron la entrega de dinero y valores.

Uno de los desconocidos atacó primero al titular de la firma, Alberto Pesiney y a un empleado. Al primero lo golpearon en una pierna. En tanto el otro desconocido atacó a Mirta de Pesiney, a quien le aplicó un fuerte culatazo, la obligó a ingresar al baño y la dejó encerrada.

Una vez que se apoderaron del dinero y otros valores, desaparecieron del lugar. Una testigo dijo que los vio llegar caminando, desde la multitrocha, señaló que vestían remeras y uno de ellos bermudas. No los vio cuando abandonaron el lugar.

Una fuente de la investigación opinó que la simultaneidad de los atracos no fue «casual». «Creemos que los hechos pudieron estar vinculados», dijo.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora