Ubican tres cuerpos y los muertos suman ya 13

Disminuyen las esperanzas de encontrar sobrevivientes.

AP

El sector del edificio que se desplomó es el de más difícil abordaje porque allí, sin apuntalamiento posible, el riesgo de nuevos derrumbes es alto.

ROSARIO.- Rescatistas que buscan sobrevivientes entre las ruinas del edificio que explotó el martes por una fuga de gas trabajaban anoche “para remover tres cuerpos en distintos lugares del edificio”, según informó el jefe de los socorristas, Ángel Poidomani.

El rescatista explicó que “es una tarea quirúrgica, cada vez que se identifica un lugar donde es posible que hubiese una víctima, hay que tomar todas las precauciones”.

“Las extracciones son dificultosas por el tipo de derrumbe, que requiere mucho cuidado en la remoción de escombros”, agregó.

Poidomani contó que “estamos haciendo una tarea de minería para llegar a vehículos que quedaron en el subsuelo. Estamos trabajando con perros y con cámaras para acceder a distintos lugares pero todavía no detectamos más señales de vida”.

“Cada presunción de cada ruido o de cada registro de los perros es una presunción de vida, pero con el correr del tiempo sabemos que es más difícil pensar en sobrevivientes”.

El gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti, dijo más temprano en una rueda de prensa que “oficialmente” son diez los fallecidos y la intendenta de Rosario, Mónica Fein, aseguró que tienen nuevos datos sobre víctimas, pero mantendrán el protocolo antes de difundirlos que implica informar primero que nadie a los propios familiares.

En consecuencia los datos deben llegar al Instituto Médico Legal, para luego proceder a la identificación de la víctima y el contacto con los familiares, recordó Fein.

No obstante, el secretario de Salud de Rosario, Leonardo Caruana, confirmó a DyN el hallazgo de un cadáver en las escaleras de la torre delantera del edificio siniestrado.

El director de Defensa Civil de Rosario, Raúl Reinone, aseguró que “la esperanza que sostiene a cada rescatista es que en la remoción aparezca gente con vida”.

El juez Juan Carlos Curto, a cargo de la investigación, recorrió ayer el lugar donde se produjo la explosión, donde aseguró que la empresa Litoral Gas “es un actor principal de los hechos” y advirtió que con la detención del gasista no se terminó “la historia” de este caso. Por otra parte, la válvula de gas que se presupone originó la explosión fue retirada ayer de entre los escombros y entregada al magistrado por personal de Gendarmería. Fuentes policiales citadas por medios locales dijeron que el artefacto fue desconectado de la red de gas y sacado de la zona de derrumbe.

Vecinos del lugar coincidieron en que el gasista manipulaba esa válvula por una avería cuando se produjo la explosión que causó muertos y heridos.

Claudia Vaio, madre de uno de los jóvenes que figura como desaparecido y que vivía en una de las torres, contó ante las cámaras de televisión que confía en que su hijo esté vivo porque una persona le dijo haberlo rescatado.

“Si esto es verdad, mi hijo, Santiago Laguía de 25 años, está shockeado y anda deambulando por cualquier lado. Si no, abajo de los escombros no lo van a encontrar vivo. Nos dieron mínimas esperanzas”, confesó la mujer.

(Télam, DyN, “La Capital”)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora