ULTIMO MOMENTO: Peleas y saqueos en el centro neuquino

Todo comenzó con la agresión entre dos grupos de jóvenes. Intervino la policía. En medio de corridas y gases, fueron robados varios comercios. Hay detenidos.

NEUQUEN (AN).- Una vez más el centro de esta ciudad fue escenario de enfrentamientos y saqueos: dos grupos de adolescentes se enfrentaron entre ellos, luego con la policía, y terminaron robando varios comercios. Fue un verdadero caos, donde no faltaron las balas de goma, los gases lacrimógenos y un camión hidrante, con alrededor de una veintena de detenidos.

Los incidentes comenzaron en la zona del monumento a San Martín alrededor de las 22.15 y al cierre de esta edición, cerca de la medianoche, continuaban en todo el área centro que quedó bloqueada al tránsito automovilísticos y de peatones debido al impresionante operativo policial que originó. La cantidad de detenidos oficialmente no se informó, pero pudo verse como los patrulleros apresaban a diversos grupos de jóvenes.

La batalla campal se desató cuando dos bandas se enfrentaron por causas que estaban bajo investigación. Un adolescente de una de ellas se refugió en la heladería «Las Malvinas» y el local fue atacado a piedrazos y palazos por los otros.

Cuando los uniformados intervinieron con balas de goma, gases lacrimógeneos y el camión hidrante para dispersarlos, las bandas junto a otros adolescentes que estaban en las inmediaciones del monumento a San Martín, se unieron para enfrentarlos.

Los enfrentamientos se trasladaron al Bajo. A su paso, destrozaron vidrieras de al menos media docena de comercios y los saquearon.

También rompieron vehículos que estaban estacionados o circulaban por la zona.

Antes de iniciar la represión, la policía tuvo que proteger y llevar a lugares seguros a personas que estaban en la heladería, y a peatones que circulaban por los puntos donde se produjeron los enfrentamientos.

«Pensamos que se habían caído muchas bandejas juntas, pero de golpe nos tiramos al piso porque vimos cómo caían piedras», afirmó Susana, una mujer que estaba en la heladería junto a sus nietas cuando el local fue atacado. «Fue terrible, algo increíble», agregó.

Entre los locales saqueados, estaban CTI, un comercio de fotografía y la juguetería Flipper, entre otros.

Las calles del centro quedaron cubiertas de piedras y vidrios, los restos de la batalla campal.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios