Un Cantero dolido y visceral

Y sí, un día Javier Cantero rompió el silencio. Se mostró visceral, desgarrado, sin dobleces. “Es el momento más triste de nuestra vida, por eso preferimos esperar un tiempo para salir a hablar”, se justificó de entrada. Luego el presidente del descendido Independiente se puso como el máximo responsable y desligó a jugadores y cuerpos técnicos anteriores. Dijo que el proyecto deportivo “fracasó “ y no aclaró cómo será del futuro. “Somos los responsables. Ramón (Díaz) hizo todo lo posible, pero se tuvo que ir. No fue responsable de esta situación. El señor Cristian Díaz puso todo, compartió la decisión de incorporar gente de experiencia, sé lo que lloró todo esto. Lo mismo el Tolo (Gallego), los jugadores no tienen nada que reprocharse. Con Miguel nos ilusionamos otra vez, pero no se pudo. La Comisión Directiva somos los responsables, y dentro de la Comisión, quién les habla”, analizó. Cuando asumió dijo que llegaban “con un proyecto” que no funcionó. “Éramos conscientes del riesgo del promedio cuando habíamos arrancado. Hicimos un proyecto con los números a sumar, preparamos un plan que nos parecía lógico, pero no sirvió. Era incorporar jugadores grandes que hayan ganado que, pensábamos, en los momentos más difíciles no le podían temblar las piernas. Éste fue nuestro proyecto y nos equivocamos”, sostuvo.

DyN


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios