Un día que pasará a la historia de Playas Doradas

La pequeña comunidad festejó por primera vez una fiesta patria

PLAYAS DORADAS (Especial)- Una treintena de vecinos que habitan permanentemente en la villa balnearia protagonizaron esta semana un hecho que quedará en la historia de la pequeña comunidad.

El pasado Día de la Independencia se juntaron y celebraron por primera vez una fecha patria. Una ceremonia que pasó inadvertida en Sierra Grande y que recién trascendió ayer a pesar de su importancia histórica.

Con humildad y aportando cada uno un poco, los vecinos se animaron y esta vez fueron ellos los únicos protagonistas de su fiesta. Frente a las aguas del golfo San Matías, izaron por primera vez el pabellón nacional.

El acto se desarrolló durante la fría mañana del 9 de Julio, en la pequeña plaza de la villa balnearia. Las bajas temperaturas no fueron impedimento para que hubiera una asistencia casi perfecta.

Los pocos vecinos que asistieron son aquellos que viven todo el año en Playas Doradas y apuestan fuerte al turismo en temporada alta, durante los meses de verano. A ellos se les hace difícil asistir a los actos patrios ya que deben trasladarse 28 kilómetros hasta Sierra Grande.

La inquietud era grande y las ganas de juntarse también. Ramón Fortete, uno de los primeros comerciantes de la villa fue uno de los que participó de la ceremonia y comentó que los vecinos se autoconvocaron porque «teníamos ganas de celebrar la fiesta patria nosotros también», dijo.

A pesar de que el acto fue algo improvisado, contó con todos los detalles. Entre todos buscaron una bandera argentina y la hicieron arreglar.

Fortete ofició de maestro de ceremonias y para el izamiento del pabellón nacional fueron convocados los primeros habitantes del balneario Estela Torres y «Cachi» Siguero, junto al agente de policía Omar Muñoz.

Luego entonaron las estrofas del Himno Nacional que se emitía desde un autoestéreo y se expresaron las palabras alusivas.

Una vez finalizada la parte protocolar y gracias a la colaboración mutua, llegó el chocolate que prepararon los hombres y las exquisitas masas finas que elaboraron las cuatro mujeres que viven en el balneario.

Para concluir este día de doble festejo, por el Día de la Independencia y por la decisión de juntarse con un fin común, finalizaron la jornada con un partido de fútbol del que participaron vecinos, comerciantes y albañiles.

«Fue celebrado con mucho corazón y sirvió para conversar sobre nuestros problemas e integrarnos en estos tiempos tan difíciles», comentó Fortete, quien además anticipó que quedaron con la idea fija de juntarse y recordar al general San Martín el próximo 17 de Agosto.

Playas Doradas es una incipiente villa turística ubicada a 28 kilómetros de Sierra Grande. En el verano residen en el lugar algunos centenares de personas a los que se suman muchos turistas que llegan desde distintos puntos del país. Pero en invierno, apenas un grupo permanece.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios