Un mundo feliz

Ramón Díaz fue presentado y River volvió a sonreír.

Daniel Passarella y Ramón Díaz, a las risas como en los viejos tiempos, esos tiempos que avalan el regreso del Pelado a River.

A Ramón Díaz le alcanzó con sentarse en la sala de conferencias del Monumental y hablar para devolverle la felicidad a River. Todavía no hizo de River un equipo de punta. Tampoco ganó un partido. Es más, ni siquiera tuvo su primer entrenamiento. Pero River es feliz otra vez. Con sólo saber que será el n uevo entrenador, River ya se siente mejor.

Con una sonrisa de oreja a oreja, mostrando que es pura felicidad por estar una vez más en River, su casa, Ramón Díaz es una vez más el técnico de River. Con Daniel Passarella y Diego Turnes, presidente y vice, a su lado, el Pelado dejó sus frases características en su vuelta al Monumental.

Camino los pasillos del estadio rodeado de gente, periodistas y hasta varios hinchas que se agolparon a la salida de la sala de conferencia para poder ver a su ídolo en su vuelta. “Si yo hubiese sido presidente, me hubiese llamado antes”, dijo medio broma medio enserio, contra el Káiser, y agregó: “No me llamó antes, sino me tenía que hacer un contrato de cuatro años”.

En sus primeras palabras siendo oficialmente el técnico de River, el Pelado dejó sus sensaciones sobre el equipo. Dijo que quiere que otra vez los millonarios deben ser protagonistas y hasta alentó a los hinchas para un “apoyo masivo” mañana contra Lanús, donde remarcó, estará en el estadio. “Cómo no voy a ir”, sostuvo.

“Vamos a tratar de que sea otra vez el River ganador. El martes vamos a empezar a trabajar con el equipo, quiero hablarles, explicarles mi mentalidad y mi forma de trabajar y hacerles entender que esto es River, que todo lo que jugás lo tenés que ganar”, señaló.

“Tengo un estilo, voy a tratar de que haya siempre presión, ataque, pero antes quiero hablarlo con los pibes (por el equipo), agregó sobre su deseo de cara al plantel que dirigirá desde la semana próxima.

Una de las preguntas en la conferencia, fue sobre si se consideraba “soldado de Passarella”, algo que dijo Juan José López y repitió Matías Almeyda en algún momento. El Pelado Díaz fue contundente y si bien agradeció en varias oportunidades al Káiser, dejó una frase más que contundente: “Soy un soldado del Club Atlético River Plate”.

“Vamos a dar el máximo para que este River funcione, pero necesitamos la unión de todos. Dirigentes, socios y el equipo. Vamos a tratar de que sea el River ganador”, señaló. Además declaró: “Soy el técnico más ganador de la historia de River, eso no me lo va a sacar nadie”.

En varios momentos de la conferencia, Ramón Díaz señaló la importancia de que el equipo vuelva a pelear cosas importantes. “Los tiempos pasaron pero no el club, es la mejor institución del país”, señaló.

Por último, al igual que Passarella, Ramón no quiso olvidarse de Matías Almeyda, a quien dirigió y el último técnico millonario. “Nunca se olviden de Almeyda por que le dio mucho a River”.

Habló Ramón. Y dijo lo que todos querían escuchar. Por ahora alcanza y sobra para que River vuelva a ser un mundo feliz. Pero Ramón lo sabe: afuera está el fútbol y alslí es donde River necesita ser feliz. Sólo lo será ganando partidos.

fútbol de afa


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios