Un simpático e histórico colectivo

Con un ingenioso eslogan promocionaba el balneario en los 50

Allá por 1950, cuando nadie hablaba de estrategias de marketing, Francisco Leonardo, uno de los primeros taxistas que tuvo San Antonio Oeste, ideó una manera de promocionar el balneario en cada punto al que decidía arribar su espíritu aventurero. Esta ciudad ni siquiera anhelaba convertirse en un reconocido destino turístico, y sólo era visitada por los vecinos locales que hallaban en sus playas el mejor escenario para su tiempo libre. Sin embargo, como tantos, este vecino ya vislumbraba que las bellezas naturales del lugar atraerían a muchos visitantes, y optó por contribuir a tentar a potenciales turistas a través de un método nada convencional para la época. Como era un fanático de todo lo vinculado a la mecánica del automotor, convenció a la municipalidad de que le vendieran un colectivo que había cumplido su ciclo e iban a retirar de circulación. Con todo su ingenio, fabricó con él un novedoso “motor home”, que contaba incluso con un gallinero móvil, ducha y provisión de agua. En ambos laterales pintó la leyenda “Visite el balneario Las Grutas, aguas cálidas y playas de terciopelo”. Ese móvil y su slogan fueron los que llevaron a muchos a preguntarse dónde quedaba ese sitio, que prometía convertirse en ideal para pasar unas vacaciones. Leonardo falleció a los 68 años, pero tal como intuía pudo ver el crecimiento de la actividad turística que posicionó al destino. (ASA)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios