Una babada en el 'momento cero'

En su estudio de Besares al 2.200, Parque Saavedra, el último ensayo de Los Pericos previo a la presentación de hoy en Obras Sanitarias, se estiró más de lo previsto y la cita de las cuatro de la tarde con "Río Negro" se fue corriendo hacia las cinco. A pesar del retraso, en extensa charlas los integrantes de la banda hablaron sobre las sensaciones que les genera el enfrentar al público en esta nueva etapa, sin el Bahiano, y con un flamante disco para probar.

por: EDUARDO

ROUILLET

El primer CD de los nuevos Pericos, «7», contiene quince temas en su ya característico reggae-ska, con una pizca de rocanrol en equilibrio con la actual madurez de la banda.

«Recién después de muchos conciertos empezamos a relajarnos y a tocar los temas sin pensar», puntea Willie, mientras pide silencio al resto de sus compañeros a medida que dejan la sala disipándose en comentarios. Topo toma la posta en el diálogo, «un show como éste da un nerviosismo natural, presentamos temas nuevos, es un lugar importante para mucha gente de Buenos Aires que nos produce tensión normal».

– Willie: Lo raro de este caso, es estar empezando con este recital. Nosotros siempre llegamos a un show grande tras muchos meses de tocar y tocar los temas, ya casi de taquito. Acá estamos ante el punto de partida. Es el estreno. El cien por ciento de las canciones toman vida una vez que las tocamos en público; es así. Por más que ensayemos años, hasta que no llega el vivo no toman forma propia.

– Chapa: En la grabación vamos descubriendo los arreglos. Si bien para «7», trabajamos mucho en la pre-producción, al grabar surgen cosas nuevas que no llegan a decantar del todo.

– Cosas nuevas, ¿significa nuevas posibilidades o errores que aún no detectaron?

– Chapa: Nuevas posibilidades. Los temas llegan grabarse y se terminan prácticamente en estudio. Lo ideal sería tocarlos durante un año y luego registrarlos. Situación por la que casi nadie pasa. Keith Richards lo dice en un reportaje, deberían tocarse dos años frente a la gente y después entrar a grabarlos… Por eso son tan lindos los discos en vivo, la mayoría de las canciones ya han adquirido vida.

– ¿Por qué se invierte esa necesidad que todos los músicos tienen?

– Juanchi: Te ves mejor o peor, a partir de una foto. Desde la grabación vas mejorando, pero la industria (discográfica) lo impone así. Salvo el primer disco de una carrera que se presenta a la grabadora luego de haberlo tocado mucho, para el resto es difícil lograr eso, excepto uno o dos temas que se fueron mostrando mientras se presentaba el trabajo anterior. La mayoría se graban y recién entonces salen al conocimiento público.

– Topo: Aunque la industria no te lo diga, grupos como U2, que graba cada cinco años, tienen ese tiempo, pero sin embargo todo parte de escucharlos grabados. En algún momento hay que grabar y después perfeccionar.

– Chapa: Igual, el trabajo en estudio y el resultado del disco, si bien las canciones en vivo tienen modificaciones, otro espíritu -algunas, otras no tanto- también es interesante, algo así como un cuadro que uno pintó, como la foto de ese momento.

– Le sucede a los artistas plásticos, a los cineastas, que aun después de hacer colgado o proyectado su obra, le

siguen viendo cuestiones a corregir.

– Chapa: Bueno, nosotros tenemos la posibilidad de hacerlo, ellos no.

– Willie: En realidad, el disco no concluiría si fuese por todos nosotros.

– Juanchi: Se deja, no se termina.

– Willie: Dejás en algún punto y los temas siguen evolucionando. Por eso es raro para nosotros, arrancar de una con Obras, que nos parece más un regalo para los fans que nos vienen apoyando y siguiendo. Hace ya bastante que no tocamos en Buenos Aires, desde el Quilmes (Rock Festival 2004) y es algo así como la presentación oficial del CD, aunque la imagino para más adelante. No sabemos si a fin de año o para mayo, abril del 2006.

– ¿Cómo manejan las tensiones internas previas a un recital semejante?

– Topo: Se trata de estar lo más seguro posible con lo que vamos a hacer, tranquilos. Yo lo necesito, por lo menos. Que mis partes estén seguras, mi instrumento bien, cosa de relajarme y dedicarme a tocar. Si hacemos arreglos demasiado elaborados y hay que pensar mucho y no estoy muy seguro, toco tensionado, ya no me gusta.

– Juanchi: El público contagia espontaneidad y no podemos ocupar el cerebro en cuantas vueltas van de un fragmento o cuando viene el arreglo raro. Es una situación muy corporal, digamos, más que sorprender con arreglos, lo hacemos con entusiasmo y la energía transmitida.

– Chapa: Tenemos la experiencia de haber hecho varios Obras. Para nosotros son presentaciones importantes donde ponemos mucho. En realidad, todas lo son, pero en éste depositamos mucho. Antes alguien conseguía otro equipo y salíamos con él; eso ya no lo hacemos, es riesgoso, no estamos cómodos. Preferimos la tranquilidad e ir a lo seguro.

– Juanchi: Se han acumulado muchas ganas nuestras -por ser un show grande- y también del público. Presentamos disco y grupo.

– ¿Duermen tranquilos?

– Willie: Sí… Hay más ansiedad que nervios, sobre todo en la última hora, lo único que esperamos es que se apague la luz y salir al escenario. No es nerviosismo, es una… (define haciendo girar la derecha sobre la boca del estómago).

– Topo: En una época, cantábamos. Está bueno entrar lo más relajado posible, sería ideal tocar un rato antes. En el Luna, lo hicimos. Llevamos guitarras, calentamos la voz y nos vino bien.

– ¿Cómo viven el momento del apagón,?

– Juanchi: Yo, como si cayera por un tobogán.

– Willie: Los dos primeros temas son muy de flash, adrenalina pura. Caigo a partir del tercero, cuarto, depende del lugar. Recién ahí comienzo a relajarme y a soltarme.

– Chapa: Por eso es perfecto que técnicamente esté todo cuidado desde antes. Alguna macanita técnica que ocurra en ese momento es horrible. Pasó que a Gastón se le desenchufó el bajo y fue incomodísimo.

– Willie: Eso puede suceder en un festival, cuando tocan muchas bandas y el público está esperando mientras se reconectan equipos e instrumentos. Salís y una pavada de esas tira para atrás. Cuesta un poco entrar en buen clima. Durante el concierto nos vamos relajando, el grupo relaja. La respuesta del público varía, usualmente es muy afectivo, conoce los temas, está al mango y expectante. Los Pericos siempre responden a lo que la gente tira; es muy difícil que no devuelva algo y podamos seguir, o que no tiremos nada y el público esté a pleno. En Obras conocemos los códigos, en qué temas va a responder de cierta manera, cosa que sabemos de años.

– Cuando entré, una chica, adolescente, les trajo una caja de bombones de Bariloche que recibió su asistente…

– Willie: Por eso estamos así de gordos. Nos traen comida, chocolate en rama, empanadas preparadas por las madres. Es gente que hace todo por afecto hacia el grupo y la respuesta que tenemos del público es increíble, incondicional. Más allá de que les gusta la nueva versión de Los Pericos y el disco les encanta, nos apoyaban desde antes. Apenas se dieron cuenta que seguíamos, recibimos su respaldo. Y eso es muy valioso. Es un amor, no sé cómo explicarlo, poderoso.

– Juanchi: Hasta la partida de Bahiano, ciertas cosas eran predecibles.

– Willie: También podés leerlo como una responsabilidad que te lleva a estar todo el tiempo exigiéndote lo mejor para esa gente incondicional.

– Juanchi: En el compacto, hubiera sido fácil complacerlos y adormecernos en el éxito que veníamos trayendo, haciendo algo ya probado que funcionaba, volviendo a usar fórmulas. No. Apostamos a algo diferente, no generamos un reciclado, un refrito o una imitación de nosotros mismos, tiempo después. Aprovechamos el cambio para avanzar y aportar a una canción distinta.

– Chapa: En la cabeza de todos nunca estuvo la idea de repetirnos. Ninguno quería volver hacer algo de lo anterior. No nos salía, aparte. Cuando componíamos, las canciones ya surgían distintas.

– Willie: No es que sólo cambiamos la voz o el sonido Pericos, también lo compositivo y letrístico. Como te decía, el disco para nosotros es una foto de esta etapa. Momento cero para la banda. ¿Qué debe hacer Pericos a partir de ahora? Lo que deseemos, nada más. No lo que fue. A nosotros nos cambió la cabeza, sobre todo. Estamos sembrando algo que sabemos irá evolucionado a medida que pasen los compactos. Por eso estamos tan ilusionados, con tanta pila.

• Chapa: Diego Blanco, 16-9-64. Teclados, -piano Roland A90, Hammond XB-2 con Leslie Korg G4, midi controller Roland A30, módulo Kurzweil K2500, Roland JV880 y una Groove Box Roland MC505, todos en un mismo stand- acordeón, programación y coros. Toca además bajo, guitarra y percusión. Fana de los barcos, navega y compite cuando el tiempo lo permite.

• Juanchi: Juan Alfredo Baleirón, 11-3-65. Guitarra Gibson Firebird, bajo, teclados y últimamente canto. Le encantan la gastronomía, los buenos vinos y los tabacos, en compañía de su mujer o amigos.

• Moreira: Gastón Gonçalves, 7-4-69. Bajo Steinberger, guitarra y acordeón con Los Tipitos y Arbol. Gusta de comidas exóticas, los comics, el tiempo libre y la playa con sus hijos.

• Marcelo: Marcelo Blanco, 10-4-60. Percusión -tres congas, timbales, bongó, zurdo, tambor étnico, chimes, cajón peruano, platillos y accesorios varios de mano-, charango, cuatro, cavaquinho, guitarra y quena. Navega a vela y cría aves.

• Topo: Ariel Raiman, 10-6-69. Batería y viola Fender Jaguar. Es director de arte y aviador con pocas horas de vuelo.

• Horace: Horacio Avendaño, 5-9-60. Saxo tenor Yamaha, guitarra española y flauta traversa.

Practica boxeo y le agrada cocinar. Tiene dos perros y dos gatos a los que les dedica buen tiempo.

• Willie: Guillermo Valentinis, 24-1-70. Guitarras Fender Stratocaster Custom, Telecaster, Gibson Les Paul Gold Top, Gibson ES 175, bajo Fender Jazz y piano Korg 01W-fd, módulo EMU Planett Phatt, Roland JV-880 y sampler Akai. Le gustan el fútbol y el golf, además de ir al cine y leer. (E.R.)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora