Una estación que cambió de mano

<span style="text-transform:uppercase">El EPEN se hará cargo del nuevo transformador en parque norte. </span>

En su largo periplo administrativo, el proyecto de la Estación Transformadora Parque Norte, una obra clave que desde hace años promete realizar la cooperativa CALF, perdió la palabra “parque”. Ahora se llama Estación Norte, a secas, debido a su cambio de ubicación: la polémica que se despertó con los vecinos por su emplazamiento en medio del bosque artificial que corona la meseta capitalina obligó a reubicarla fuera de este espacio verde, en un predio del organismo.

Pero el proyecto no sólo cambió de nombre. A casi tres años de las primeras audiencias públicas, el Ente Nacional Regulador de Electricidad (ENRE) decidió que sea el EPEN juntamente con la Secretaría de Energía de la Nación los que liciten y ejecuten la obra. De esta forma, no será CALF la que deba financiarla, ya que los fondos serán aportados por todos los argentinos a través de las facturas de electricidad.

El cambio de “brazo ejecutor” traerá consigo una revisión total de la obra, que seguramente exigirá un rediseño. Así lo anunció el subsecretario de Planeamiento de la provincia, Alejandro Nicola. Explicó que los trámites de la obra recayeron sobre el organismo por su condición de transportista.

“En enero podríamos comenzar con las primeras gestiones con el BICE y en febrero tendríamos que estar licitando”, indicó el funcionario.

Con varios meses de retraso, la incógnita ahora es cuánto cuesta la obra. Para CALF, que la incluyó en su último balance, la estación demandará 30 millones de pesos. Pero a los valores de mercado y tal cual está pensada, el monto ascendería a 40 millones.

En un principio, la cooperativa especuló con financiarla con fondos propios. La gestión de Marcos Silva inclusive sondeó algunos bancos privados para conocer su oferta crediticia y en los últimos meses antes de su salida del Consejo de Administración abrió negociaciones con Enarsa para conseguir una fuente de dinero.

La obra es clave para Neuquén. Si bien las estaciones que maneja el EPEN tienen potencia remanente para abastecer los picos de demanda, falta infraestructura para poder aprovecharla. Pero además CALF planificó que para el 2020 se duplicará el consumo energético. La Ciudad Judicial y el shopping dispararán la demanda y una estación ubicada en las cercanías de ese nuevo polo urbano en la meseta permitirá menos pérdidas y cubrirá las necesidades.

Según el último proyecto, la estación contará con un transformador de 40 MW que se montará en un predio que la cooperativa tiene en el barrio Copol.

LA estación funcionará en un predio que la cooperativa calf tiene en copol, a un costado de parque norte.

DILEMAS ELECTRICOS EN LA CIUDAD


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios