Unifican en 17 años de cárcel las condenas al médico Anzaldo

Hubo un acto de repudio de mujeres que pretendían más de 23 años de prisión por las tres sentencias de abuso.

CIPOLLETTI (AC).- La unificación de condenas en 17 años de prisión que recibió el médico Carlos Anzaldo generó un masivo repudio por parte de agrupaciones de mujeres, que ayer se manifestaron en los tribunales al momento de la sentencia. Florencia Lezcano, una de las víctimas, consideró que la decisión es “injusta” y acusó a uno de los jueces de asegurar la “impunidad para los violadores”. Jorgelina Cuevas, otra de las víctimas, mostró resignación. La Cámara Criminal Segunda hizo la composición de las tres condenas que pesan sobre el ginecólogo y le aplicó 17 años de cárcel. Durante la audiencia de unificación, el querellante Marcelo Hertzriken Velasco, quien asistió a la última víctima, Norma Reyes, reclamó una suma aritmética de 23 años y seis meses de cárcel. El fiscal Alejandro Silva pidió una composición de 20 años y el defensor Juan Kees apeló a las condiciones de detención de su asistido y solicitó 14 años. En esa oportunidad Anzaldo pidió “clemencia” y aseguró que en el penal es permanentemente hostigado. Ayer, cuando el presidente del tribunal César Gutiérrez Elcarás se dispuso a leer la sentencia, las primeras dos víctimas, Cuevas y Lezcano, se presentaron en la sala de audiencias y manifestaron su intención de reconstituirse en querellantes para poder participar de la etapa de ejecución de la pena. Las asistirá Hertzriken Velasco y a través de esa figura podrán emitir su opinión, por ejemplo, sobre posibles salidas transitorias u otros beneficios que pudiera recibir el condenado. La última víctima, Reyes, no asistió a la sentencia. Jorgelina Cuevas, quien el domingo le dijo a “Río Negro” que no estaba conforme con una posible reducción, se mostró resignada. Distinta fue la actitud de Lezcano, quien le dijo cara a cara al juez Gutiérrez Elcarás que la sentencia le parecía “injusta” y que con estas resoluciones “los jueces garantizan impunidad”. Afuera, aguardó un grupo de mujeres con pancartas que tenían pedidos de justicia y de cárcel efectiva para todos los acusados de abuso sexual. Las manifestantes pretendían una suma aritmética de 23 años y medio de prisión. Consideraron que el encarcelamiento de Anzaldo fue una lucha “de la sociedad de Cinco Saltos” y se quejaron por la “beneficiosa unificación”. Anzaldo fue dos veces condenado a 10 años de prisión y una tercera a 3 años y seis meses. Fue ginecólogo en Cinco Saltos y también profesor de biología en un colegio de esa ciudad. En ese contexto, ofreció consultas médicas a sus alumnas y abusó de ellas en el consultorio.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios