Venecia a la americana

viernes

Collins Avenue recorre Miami y más allá también. Yendo y viniendo por esta avenida es posible tomar una larga postal panorámica, con sus contrastes y constantes, de los distintos barrios y municipios de esta parte de la Florida. Y allí donde termina, comienza uno de los lugares más magníficos para conocer, cerca de Miami: Fort Lauderdale. La llaman la Venecia americana. Y algo de eso hay. De Venecia tiene sus canales, maravillosos. De América, lo ostentoso. Aquí no hay pequeñas góndolas; aquí hay yates de millones de dólares. Aquí no hay ropa colgada de los balcones, aquí se respira sofisticación. Por partes: el paseo por la playa es encantador. Las palmeras distribuidas entre la arena, el mar azul, las casetas de los guardavidas; todo es realmente lindo. A diferencia de Miami, donde la playa queda oculta por los hoteles, este es un lugar abierto a la vista. Del otro lado, cruzando la calle, hay una serie de bares, que sirven de miradores para ese paisaje único. En esta zona hay que probar alguno de los muchos yogures helados que se ofrecen en modernos locales de Frozen Yogurth (una moda extendida en toda la zona). Y también pasearse por las galerías con sus típicos locales de recuerdos. Luego de abandonar la playa, y si uno fue en auto, hay que internarse una y otra vez entre las callecitas para admirar la lujosa fachada de las construcciones. Y su contracara también: los jardines que dan a los canales con sus yates estacionados en la puerta de atrás, como si fuera el auto. Parece cuento. De todas maneras, la ostentación de Fort Lauderdale, no tiene nada que ver con la de Miami. En Miami, la gente puede jugar el juego de ver y ser visto, de producirse tanto como sus habitués y ser parte de ellos. Aquí, sólo queda el consuelo de ver. Fort Lauderdale es más bien una Beverly Hills veneciana. Para cerrar el día, hay que caminar el bulevar Las Olas, que comienza en la playa y se extiende por cuadras que, al atardecer, muestran las palmeras iluminadas y sus bares con mesas en las veredas. Comer en cualquiera de estos lugares, es una buena manera de despedirse de Fort Lauderdale.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora