Violencia deja 27 víctimas y matan a rehén japonés

Murieron 26 iraquíes y un soldado de Estados Unidos. Un grupo rebelde confirmó la muerte del secuestrado nipón. Sus secuestradores aseguran que falleció en

Al menos 26 iraquíes y un soldado estadounidense murieron ayer y otras 70 personas resultaron heridas en Irak en distintos ataques y atentados, mientras que un japonés secuestrado este mes fue asesinado por sus captores, informaron fuentes militares y gubernamentales.

La muerte del rehén japonés, identificado como Akihiko Saito, de 44 años, fue confirmada por los gobiernos iraquí y nipón y por los familiares del hombre, horas después de que sus captores afirmaran haberlo asesinado y difundieran un video en Internet en el que mostraron un cuerpo sin vida, según ellos el de Saito.

En un mensaje que acompañaba al video, el grupo secuestrador, el islamista Ejército Ansar Al Sunna, dijo haber matado a Saito a tiros durante enfrentamientos que estallaron tras la emboscada en la que fue raptado, el 8 de mayo pasado, al oeste de Bagdad.

El ministro de Defensa japonés, Yoshinori Ohno, afirmó previamente que la captura de Saito no tendría repercusiones en el despliegue de los 550 soldados japoneses que se encuentran en Irak realizando tareas humanitarias.

En tanto, cinco personas murieron y otras 45 fueron heridas cuando dos kamikazes detonaron sendos coches bomba cerca de una base militar conjunta estadounidense e iraquí en Sinjar, noroeste de Irak, cerca del límite con Siria, dijeron fuentes médicas.

Horas antes, un tercer coche bomba explotó cerca de un convoy policial en Tikrit, en el norte de Irak, y mató a tres civiles, informó un vocero médico. Otras 24 personas, entre ellas seis policías, resultaron heridas, agregó la misma fuente.

En la cercana ciudad kurda de Mosul, tres civiles murieron al estallar una bomba, informaron fuentes hospitalarias locales. En Baquba, al noreste de Bagdad, tres militantes murieron baleados por soldados iraquíes cuando intentaban plantar un explosivo.

Otros siete iraquíes, todos civiles, murieron en dos ataques rebeldes separados al sur de Bagdad.

Dos murieron en Mahmudiya en combates entre insurgentes y soldados y los cinco restantes en un ataque durante una exhibición de autos en Latifiyah. Además, rebeldes mataron a cinco iraquíes que conducían un auto por una ruta de la provincia de Al Anbar.

Por otro lado, un marine estadounidense murió en un ataque rebelde en Haditha, al noroeste de Bagdad, donde fuerzas norteamericanas realizan desde el miércoles pasado una gran ofensiva contrainsurgente, informó hoy un comunicado militar.

El marine murió ayer, cuando una granada explotó cerca de sus posición, precisó el parte. La ofensiva en Haditha, que se llama Operación Mercado Nuevo e involucra a más de 1.000 soldados, busca erradicar a militantes rebeldes de la provincia de Al Anbar, corazón de la insurgencia.

En el corriente mes, casi 650 iraquíes y 60 soldados estadounidenses murieron en Irak en una feroz escalada de los ataques rebeldes. (Télam-SNI/DPA)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios