Wawrinka y su primera vez

Creció a la sombra del gran Roger Federer, pero varias veces se metió en la zona caliente y en el Abierto de Australia llegó hasta el último día. El suizo Stanislas Wawrinka le ganó a Tomas Berdych, por 6-3, 6-7 (1-7), 7-6 (7-3) y 7-6 (7-4), y se metió en su primera final del Grand Slam, donde se medirá con el ganador de su “maestro” y Rafael Nadal. Cualquiera sea el rival, Stan corre en desventaja. Sólo una de 14 veces en su vida pudo derrotar a Federer y se inclinó siempre ante Nadal en los 12 partidos que disputaron. Con la confianza que da haber batido dos días antes a un imbatible como Novak Djokovic, Wawrinka (8°) jugó suelto y aunque pasó algunos sofocones fue por la calidad de su rival, que por algo es el 7 del planeta y está acostumbrado a las grandes batallas. “Mis entrenadores Magnus (Norman) y Severin (Lüthi) me ayudan mucho desde hace años. Magnus me llevó a mi primera semifinal en el US Open, ahora a la final aquí. Los dos me impulsaron mucho a luchar por cada punto, y aquí estoy”, dijo Wawrinka. Berdych, un hombre que llegó a semifinales en los cuatro torneos de Grand Slam e incluso escaló en 2010 hasta la final de Wimbledon, pareció más atado y nervioso que un Wawrinka que hasta hacía cuatro meses no sabía lo que era estar en la semifinal de un grande. En el último tie break arrancó 0-3 y ya no lo pudo remontar.

AP


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios