Ya están listas las cavas en el nuevo basural de Viedma

El próximo paso será la impermeabilización y también se construye la planta de separación de residuos. La inversión total es de casi 100 millones de pesos.





1
#

2
#

Finalizó la construcción de las cavas y el próximo paso es la colocación de las membranas impermeables que los líquidos que genera la basura llegue y contamine las napas de agua.

La obra corresponde a la construcción del relleno sanitario contemplado en programa de Gestión Integral de los Residuos Sólidos Urbanos que realiza con aportes del gobierno nacional y está ubicado a 25 kilómetros del centro de la capital provincial.

En los últimos días se inició la obra civil que incluye la construcción de un galpón para guardar las maquinarias, el cercado del predio y la colocación en el ingreso de una casilla de control, además de balanzas que permitirán medir el caudal de residuos que se arrojará al relleno. También se ejecutó la pileta de lixiviados, donde se verterán los líquidos que generan la basura.

A la par de estas obras, avanzan los trabajos en la planta de separación, que se construye en un predio municipal ubicado a dos kilómetros de la ultima edificación del barrio 30 de Marzo, por la calle 30. Allí se procede al cerramiento del predio, la extensión de la red de electricidad, la consolidación de los caminos internos, y la construcción de una oficina de control de acceso y pesaje, entre otras acciones.

Los trabajos fueron inspeccionados por Miguel Tacchini, supervisor de Obras del Ministerio de Medio Ambiente de la Nación, y por Mario Castro, secretario de Ordenamiento Territorial y Servicios Públicos de la Municipalidad de Viedma.

El funcionario nacional confirmó la ampliación del presupuesto para aumentar el relleno sanitario, y brindarle mayor vida útil.

Estos trabajos implican la inversión de más de 98 millones de pesos, que incluyen además la adquisición de máquinas tanto en el predio del relleno sanitario como en la planta de separación.

Por otra parte, avanzan los trabajos de remediación de la actual ubicación del basural, donde ya no se arrojarán más residuos. En ese lugar, y en la medida que se vaya cubriendo el terreno, se procederá a la forestación con semillas aptas para suelos marginales, de modo de evitar voladuras.

La municipalidad mantendrá en este proceso de transición, un reducido espacio a cielo abierto para el depósito final de los residuos domiciliarios que se generan a diario, hasta que se habilite el nuevo sistema.


Comentarios


Ya están listas las cavas en el nuevo basural de Viedma