Yemen y Siria advierten a EE. UU. por ataque a Irak

DAMASCO – Los gobiernos de Yemen y de Siria advirtieron ayer a Estados Unidos sobre las consecuencias que tendría un posible ataque contra Irak. El presidente yemenita, Ali Abdallah Saleh, y su homólogo sirio, Bashar Assad, coincidieron en el mal clima que engendrarían en el mundo árabe acciones contra Irak.

El presidente de Yemen declaró al diario árabe «Al Hayat», editado en Londres, que si Estados Unidos ataca Irak perderá sus aliados. «Un golpe similar no será una tarea fácil, porque conducirá a un cambio radical en las alianzas en la región», advirtió.

El mandatario yemenita aseguró que su gobierno está presionando a Irak para que permita la vuelta de los inspectores de Naciones Unidas, lo que privaría a EE.UU. «de todo pretexto».

Saleh, sin embargo, dijo que no creía que fuera a tener lugar un ataque contra Irak. «¿Qué es lo que van a atacar? ¿Van a golpear a un pueblo destruido ya?», dijo el presidente en referencia a las sanciones de Naciones Unidas, impuestas a Irak hace 11 años por haber invadido Kuwait.

Pese a las advertencias a Estados unidos, el jefe de gobierno yemenita se comprometió a seguir cooperando con este país en la lucha antiterrorista. Declaró que Yemen ha localizado hasta ahora a 84 sospechosos, entre ellos ocho arrestados por haber participado en el ataque contra una fragata norteamericana en el año 2000.

Sobre informaciones de prensa, según las cuales Estados Unidos ha incluido a Yemen en el grupo de países en los que talibán y miembros de Al Qaeda han encontrado refugio, Saleh declaró que oficialmente no se le ha hecho saber nada a su gobierno. El mandatario negó que en Yemen existan bases de la red terrorista Al Qaeda. Sin embargo, el presidente admitió que algunos sospechosos de ser terroristas trabajaron en su país como funcionarios del gobierno, pero negó que éstos hubiesen estado empleados en agencias militares y de seguridad.

La única excepción, según Saleh, es Fawaz Jahia el Rabeei, quien trabajó en la oficina presidencial. El Rabeei es sospechoso de planear atentados contra objetivos estadounidenses en Yemen.

Por otra parte, la retórica belicista de Bush está alarmando cada día más a la Unión Europeas, y el mandatario americano parece imperturbable a cualquier tipo de críticas hacia sus planes.

Pese a ello, Estados Unidos considera que la situación actual en Irak no es aceptable, aunque descarta un inminente ataque militar contra Bagdag dijo la consejera del presidencial n asuntos internacionales, Condoleezza Rice. (Télam, DPA)

Bush quiere controlar información científica

EE.UU- Científicos estadounidenses rechazaron ayer la intención del gobierno de George W. Bush de limitar la información que divulgan sobre sus experimentos con el fin de que no sea copiada por los terroristas.

Algunos, como el director del Instituto de Alergias y Enfermedades Infecciosas, NIAID, Anthony Fauci, dudan de que el Gobierno lleve a cabo ese tipo de planes y defienden por encima de todo «la transparencia».»Hay un debate en curso», ha reconocido Anthony Fauci, «pero no existe ningún mandato al respecto», en el sentido de impedir la divulgación de las investigaciones científicas que se realizan.

Fauci, que ha participado en Boston (Massachusetts) en un debate sobre la amenaza del bioterrorismo, controla precisamente algunas de las investigaciones más sensibles que se realizan con el bacilo del ántrax y las vacunas contra la viruela.

Según ha informado ayer el diario The New York Times, el Gobierno prepara un plan para restringir la publicación de los estudios que realizan las principales organizaciones científicas de EEUU. «Por supuesto que estamos preocupados por la seguridad», ha declarado el responsable del NIAID, el organismo responsable de la prevención de enfermedades infecciosas.

El bacilo del ántrax, las vacunas contra la viruela y contra numerosos microorganismos patógenos se han convertido en objeto de especial preocupación por parte de las autoridades de EEUU, por el peligro que pudieran entrañar los especímenes con que trabajan si cayeran en manos de los terroristas.

La Oficina de Seguridad del Territorio Nacional, según el diario neoyorquino, prepara las directrices de una nueva normativa para ser aplicada en investigaciones científicas, con el fin de que el material sensible no caiga en manos enemigas. (EFE)

170 muertos deja una de las más graves ofensivas maoístas

KATMANDU- Más de 170 personas, en su mayoría soldados y policías, murieron el fin de semana en la provincia nepalí de Mangalsen, durante una de las mayores ofensivas que han perpetrado los maoístas en los seis años que llevan combatiendo.

Según el Ministerio de Defensa, al menos 48 soldados murieron en el ataque coordinado contra puestos policiales y militares que comenzó el sábado por la noche y concluyó en la mañana de ayer. El Ministerio del Interior agregó en un comunicado que entre las víctimas mortales hay además 49 policías. El jefe de distrito de Mangalsen así como el jefe del servicio de inteligencia local, su esposa y un empleado de correos también figuran entre los muertos, agrega el comunicado.

De acuerdo con el Ministerio del Interior, los maoístas destruyeron todos los edificios del gobierno, causaron destrozos en el aeropuerto de Safebagar -causando además la muerte de al menos otros 22 policías, según se conoció extraoficialmente- y saquearon un banco. Fuentes gubernamentales declararon que tras asaltar el banco los rebeldes se llevaron 20 millones de rupias (alrededor de 260.000 dólares).

También los maoístas sufrieron graves bajas, aseguró el Ministerio. Según la televisión nepalí, pobladores de la región encontraron los cuerpos decapitados de alrededor de cuarenta rebeldes en arrozales cercanos a Mangalsen.

Evacuan a más de 13 mil alemanes

HANOVER, Alemania (Reuters) – La policía alemana dijo que evacuó a 13.000 personas de sus hogares después de hallar una bomba de la Segunda Guerra Mundial sin detonar en las afueras de la ciudad norteña de Hanover.

Los expertos detonaron en una explosión controlada la bomba, de 250 kilogramos, que fue hallado en un sitio industrial de la firma de ingeniería Siemens AG., dijo un portavoz de la policía, Hermann Fraatz.

«Hemos establecido un radio de seguridad de 1.000 metros y como ésta es un área residencial hemos pedido a muchas personas que abandonen sus hogares», agregó el portavoz.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora