Sacaron barro y residuos que obstruían el pluvial del bajo neuquino

Alrededor de 30 toneladas de materiales, entre sedimentos y basura, se llevaron a los centros municipales de residuos.

14 ene 2018 - 00:00
Comparte esta noticia

Con la limpieza del tramo del canal de calle Láinez, entre San Martín y Sarmiento, en pleno centro comercial del Bajo de la ciudad, se da por garantizado el rápido desagote del agua en los días de tormenta.

Este canal recibe el total del líquido que viene de varios barrios y es clave en el sistema de drenajes, de ahí la importancia de que esté en condiciones para que funcione a pleno.

En un plan de trabajo que se cumplió entre las siete y las trece retiraron al rededor de 30 toneladas de sedimentos y barros entre otros residuos como botellas de plástico y vidrios, bolsas, más las totoras que se encontraban en el canal cerca de la vía.

Pero lo más inusual fueron cajones de gaseosas de plástico y cubiertas que obstruían el paso del agua.

“El canal recibe, desde la calle San Martín, el agua del norte de la ciudad y va hacia el sur. Era importante su limpieza, ya que habíamos notado que tenia bastante sedimentación que podía entrar a los ductos y eso complica el buen escurrimiento”, explicó el subsecretario de Mantenimiento Vial, Juan López Osornio.

La limpieza estuvo a cargo de una cuadrilla que utilizó dos maquinas retroexcabadoras y de camiones desobstructores, junto con los equipos que succionan el agua y también el barro.

“Pudimos lograr que tanto la cámara como el canal quedaran impecables, totalmente limpios, porque el año anterior no lo habíamos podido llevar a cabo el 100% de su limpieza y en esta oportunidad sí. No quedo ningún tipo de residuo”, dijo el funcionario.

Comentó que se realizó un lavado del sector y de la vía pública. “Cuando realizamos estas tareas tenemos que también dejar en orden lo de afuera, porque retiramos sedimentos, líquidos y residuos, y aveces quedan en la vía publica”, dijo López Osornio.

El día elegido y el horario para los trabajos no fue casual sino que se buscó que sea el sábado porque hay menos tránsito vehicular en la zona.

“En este tramo se encuentra la desarenadora, que si no está limpia no cumple la función y el material de arrastre tapa los ductos”.
Juan López Osornio, subsecretario de Mantenimiento Vial.
Neuquén