5 libros imperdibles de Paul Auster

Aprovechando que el autor norteamericano está en la Argentina, presentando “4321”, repasamos sus mejores títulos.



#

Paul Auster, de visita en la Argentina

Paul Auster, de visita en la feria del Libro de Buenos Aires, es uno de los grandes escritores de la actualidad.

Autor de un universo en el que el azar juega sus cartas todo el tiempo y en el que las preguntas por la identidad son pilares, el poeta, narrador, guionista y director de cine, tiene libros imprescindibles, memorables y de esos que hay que tener y leer, y subrayar y disfrutar.

Aquí va una lista de los cinco imprescindibles.

“4321”

El escritor estadounidense recorre la historia del siglo XX a través de su protagonista, Archibald Isaac Ferguson, como el asesinato de Kennedy o las primeras revueltas sociales en EEUU, imaginando cuatro futuros diferentes en función de sus decisiones en la ficción.

De esta forma, la obra presenta cuatro personajes que comparten el mismo nacimiento y ADN, pero que, por azar del destino, una de las obsesiones de Paul Auster, viven en paralelo cuatro vidas completamente diferentes.

En Estados Unidos, la crítica recibió a “4 3 2 1” como una obra maestra que trae de vuelta al mejor Paul Auster.

También podés leer: Paul Auster habla de “4321” en su visita a la Argentina

La invención de la soledad

Del último, al primero de Auster. El debut de Auster, publicado originalmente en 1982, es uno de sus trabajos más representativos. Un libro duro, melancólico.

El libro está dividido en dos partes. En la primera, Auster aborda la repentina muerte de su padre ausente. En la segunda, expresa su sentir respecto al destino, las coincidencias y la soledad.

Una obra que marca el camino que luego caminaría Auster en su extensa obra. Un libro corto pero que vale la pena tener siempre a mano.

“La trilogía de Nueva York”

Una colección de historias de detectives, y para muchos, una serie de meta-misterios. Las tres novelas que lo conforman son Ciudad de cristal, Fantasmas y La habitación cerrada.

«Todo empezó por un número equivocado, el teléfono sonó tres veces en mitad de la noche y la voz al otro lado preguntó por alguien que no era él.» Así comienza La ciudad de cristal, primera de las tres novelas que conforman La trilogía de Nueva York. A Daniel Quinn, escritor de literatura policíaca, su interlocutor telefónico lo toma por un detective y le encarga un caso. Quinn, lejos de deshacer el malentendido, se mete en el papel que le han adjudicado y se ve envuelto en una historia repleta de enigmas, complicadas relaciones paternofiliales, locura y delirio. En Fantasmas, segunda de las piezas, un detective privado y el hombre al que tiene que vigilar juegan al escondite en un claustrofóbico universo urbano. Por último, en La habitación cerrada el protagonista se ve confrontado a los recuerdos de un amigo de la infancia cuando la mujer de éste le escribe una carta explicándole que su marido ha desaparecido misteriosamente.

La trilogía de Nueva York, sin duda una de las obras literarias más memorables de los años ochenta, es uno de los cimientos sobre los que se sustenta el prestigio internacional de Paul Auster.

Leviatán

Relata la vida de un misterioso hombre (Benjamin Sachs) contada por su mejor amigo (Peter Aaron, una suerte de alter ego del mismo Paul). En esta historia se entrelazan destinos, además de la percepción de la vida americana (tanto social como política) y lo complejo de las relaciones humanas.

Todo comienza con un muerto anónimo: en una carretera de Wisconsin, un día de 1990, a un hombre le estalla una bomba en la mano y vuela en mil pedazos. Pero alguien sabe quién era, y con el FBI pisándole los talones, Peter Aaron decide contar su historia, dar su versión de los hechos y del personaje, antes de que la historia y las mitologías oficiales establezcan para siempre sus falsedades o verdades a medias como la verdad. Y así, Peter Aaron escribirá Leviatán, la biografía de Benjamin Sachs, el muerto, también escritor y objetor de conciencia encarcelado durante la guerra de Vietnam, desaparecido desde 1986, autor de una novela de juventud que le convirtió fugazmente en un escritor de culto, acaso un asesino, y angustiado agonista de un dilema contemporáneo: ¿Literatura o compromiso político? ¿Realidad o ficción?

El Palacio de la Luna

Publicada en 1989, es la obra que le valió la consagración internacional a Auster. Elegida por la revista francesa Lire como la mejor obra publicada en aquel año, en ella están presentes los elementos que definen el universo del autor: protagonistas escritores que viven en Nueva York, con historias que se entrelazan por el azar con la de otros personajes, que van en búsqueda de su identidad o que atraviesan una profunda crisis personal.

Marco Stanley Fogg es un joven que vive en EEUU de los años 60, década marcada por la llegada del hombre a la Luna. La soledad lo lleva progresivamente a la indigencia. Cuando conoce a Kitty Wu, de quien se enamora, Marco empieza a trabajar para un viejo pintor paralítico y escribe su biografía, que éste quiere legar a su hijo, al que no llegó a conocer. Tras un largo periplo que lo lleva hasta el Oeste y bajo el influjo omnipresente de la Luna, Marco descubrirá los misterios de su origen y la identidad de su progenitor.


Comentarios


5 libros imperdibles de Paul Auster