A 44 años de su creación, el Idevi apuesta al futuro

15.000 hectáreas están habilitadas para la producción.





VIEDMA (AV)- Unas 15.000 hectáreas habilitadas para producir bajo riego, casi un 55% de los productores parcialmente capitalizados y un 5% en riesgo, el predominio de las actividades forrajeras; es el panorama que presenta el Instituto de Desarrollo del Valle Inferior (Idevi) a 44 años de la sanción de la Ley Provincial Nº 200 que promovió su creación.

Su interventor, Maximiliano Bruno, consideró que «que por la naturaleza de los procesos de desarrollo, por el tiempo que requiere y haber vivido los vaivenes de la economía nacional de las últimas décadas, el Idevi, con aciertos y errores, sólo lleva escrita una pequeña página de la historia local y provincial».

A su criterio «debemos continuar el compromiso con la tarea transformadora de seguir construyendo, con visión de progreso, con una identidad propia, sentido de pertenencia y un fuerte espíritu de correspondencia con Viedma y su gente; todo en función de una política de desarrollo regional sustentable».

En este marco, mencionó que con la expectativa de lograr procesos de desarrollo sostenidos en el tiempo, capaces de permitir acumular capital social y económico «vamos a poder encuadrar la real dimensión que tiene el potencial productivo de la región a partir de este programa de desarrollo.

Al trazar un balance de lo actuado planteó la necesidad de «rescatar la historia reciente y de recordar con un profundo reconocimiento a aquellos viedmenses que tanto esfuerzo realizaron por lograr el proyecto de regadío en el Valle Inferior».

En la evolución de la superficie, un informe determina el predominio de esa actividad de pasturas por encima del resto con niveles que llegan hasta el 80% de unas 10.000 hectáreas. El comportamiento de las hortalizas reúne a unas 1.600 hectáreas, mientras que las frutas «secas» reúne a unas 380 hectáreas contra 160 de las de «pepita».

En cuanto a la situación actual de los productores, se mencionó que el 40% se encuentra capitalizado y presentan «características empresariales» en aproximadamente 9.500 hectáreas; en tanto que a juicio del estudio oficial un 55% tiene la parcela «con capacidad ociosa» en 8.000 hectáreas y un 5% tiene «serias restricciones productivas como consecuencia de elevada edad del productor, falta de contención familiar e imposibilidad física de trabajar la parcela».

Como solución de la actual gestión se mencionó un programa de refinanciación de pasivos que permitió regularizar alrededor del 90% de situaciones de morosidad con un importante cumplimiento del primer vencimiento, superior al 70% y una recaudación superior a los 350.000 pesos en lo que va del año.

También se resaltó la importancia de volver a capitalizar las parcelas con programas de asistencia y financiamiento, focalización de temáticas productivas e incorporación de inversores.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
A 44 años de su creación, el Idevi apuesta al futuro