Abusos a menores en Roca: el juicio se dilata e internan a un acusado

El caso por el sometimiento a varias adolescentes descubierto en el 2006 podría llegar al debate oral y público después de julio. Fasanella será trasladado mañana a una clínica privada.

ROCA (AR).- Mientras se extienden los plazos para llegar al juicio oral, Alberto Fasanella, uno de los principales imputados en la causa por el abuso de menores descubierto en Roca en mayo del 2006, dejará mañana el centro de detenciones «El Maruchito». Será trasladado a un centro asistencial privado, donde permanecerá internado como consecuencia del agravamiento de su estado de salud.

Así lo confirmó ayer su abogado defensor, Oscar Pineda, quien sostuvo que la medida ya fue confirmada por el juez de instrucción, Emilio Stadler, quien tiene ahora la responsabilidad sobre el proceso.

El expediente registra también como imputado a Fernando André Reguera, actualmente en libertad tras pagar una fianza de 10.000 pesos.

El letrado ya había solicitado el año pasado que a Fasanella se le otorgue la prisión domiciliaria debido a un problema cardíaco, que se venía agravando en los últimos tiempos. Tras una serie de medidas, los informes médicos habrían favorecido al hombre que vivía en calle Neuquén al 600, por lo que el propio Pineda confirmó que mañana será trasladado a la Clínica Roca para ser asistido por los médicos. «Allí permanecerá internado, todavía no sé por cuánto tiempo», sostuvo Pineda.

Los dos hombres están imputados en el abuso de varias menores a quienes -según la investigación- sometían por algunas monedas o un plato de comida. El hecho fue descubierto por casualidad en mayo del 2006, mientras se buscaba a una adolescente que se había ausentado de su vivienda, y a partir de ese momento se fueron conociendo detalles del sometimiento al que venían siendo obligadas las menores desde hace varios años.

 

La nueva fecha del juicio

 

Si bien el juicio estaba previsto para febrero de este año, la Cámara Segunda del Crimen decidió enviar todo el proceso nuevamente a instrucción luego de que el fiscal Edgardo Rodríguez Trejo realizó una serie de cuestionamientos al requerimiento de elevación a juicio.

La causa volvió a manos del fiscal Miguel Fernández Jahde, quien luego de realizar varias «correcciones», envió nuevamente las actuaciones al juez Pablo Iribarren.

En ese lapso, el magistrado se declaró incompetente, ya que el abogado patrocinante de Fasanella es el mismo que lo defiende en su proceso ante el Consejo de la Magistratura.

Ahora, la investigación está en manos del juez Stadler, quien apenas recibió la causa y teniendo en cuenta los nuevos delitos que se le imputaban a los acusados, ordenó una serie de pericias para intentar determinar la forma en la cual se llevaron adelante.

Pineda aseguró ayer que los tiempos son muy difíciles de determinar, pero no descartó la posibilidad de que el juicio a los dos imputados pueda concretarse recién después de julio.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios