Actividad física: riesgos en el deporte amateur

Cómo repercute en adultos, en particular para las personas sedentarias. Cuáles son los controles que deben hacer los deportistas recreativos o corredores de fin de semana. La cardióloga Sonia Constantini aborda el tema.





La muerte súbita de un deportista en una cancha de fútbol amateur, en Roca, vuelve a generar preocupación sobre el desarrollo de la actividad en los adultos. El hecho ocurrió el pasado fin de semana en uno de los predios donde se practica fútbol amateur en la ciudad.

El arquero de uno de los equipos de la categoría 50 años se desvaneció en pleno encuentro, recibió la inmediata atención del servicio de emergencia y luego fue trasladado de urgencia a un sanatorio.

Minutos después se pudo conocer la triste noticia.

En la búsqueda de llevar claridad sobre un tema vital, el cuidado de la salud del deportista recreativo, la cardióloga Sonia Constantini brinda un panorama de cómo abordar los cuidados preventivos al realizar actividad física en los adultos, jóvenes y niños.

“El problema está relacionado con el sedentarismo y los factores de riesgo que tienen mayor incidencia en los mayores y la niñez”, explicó.

“Es necesario que aumente la cantidad de actividad física desde la niñez para evitar el sedentarismo que junto a los malos hábitos alimentarios y el cigarrillo, por ejemplo, constituyen los factores de riesgo”, destacó.

La muerte súbita en el deporte genera preocupación y se presenta en diferentes prácticas, ya sea profesional o amateur.

“En la muerte súbita cardíaca la mayoría de los casos tuvieron síntomas anteriores al evento cardíaco. El riesgo está en hacer actividad de golpe luego de una etapa de sedentarismo”, aseguró Constantini.

También afirmó que “el riesgo de muerte súbita en el deporte aumenta con la duración y la intensidad de la prueba. En el deporte recreativo es importante mantener una actividad regular. Tiene mucha influencia el entrenamiento que se realiza”.

La prevención resulta vital y no dejar de lado la consulta con los profesionales. “Es importante hacer controles cardiovasculares en forma regular. En el deporte recreativo es importante realizar una actividad regular. Los controles para conocer los factores de riesgo se deben hacer al menos una vez por año. El riesgo es inversamente proporcional al nivel de entrenamiento. Se debe organizar la actividad combinando la aeróbica con la de fuerza durante la semana y con mínimos requerimientos”, concluyó.

40 por ciento de la población del país es sedentaria, según la Organización Mundial de la Salud.

Para tener en cuenta al iniciar actividad física

Niños y adolescentes

Al menos 60 minutos al día de actividad física de intensidad moderada a vigorosa, a lo largo de la semana, la mayor parte de esa actividad física debe ser aeróbica.

-Al menos 3 días a la semana deberían incorporarse actividades aeróbicas de intensidad vigorosa, así como actividades que refuercen los músculos y huesos.

Los niños, niñas y adolescentes deben comenzar con pequeñas dosis de actividad física, para ir aumentando gradualmente su duración, frecuencia e intensidad.

-Es importante ofrecer a todos los niños y adolescentes oportunidades seguras y equitativas para participar en actividades físicas que sean placenteras, variadas y aptas para su edad y capacidad, y alentarlos a ello.

-Deben limitar el tiempo que dedican a las actividades sedentarias, especialmente el tiempo de ocio que pasan delante de una pantalla.

Adultos de 18 a 64 años

-Al menos entre 150 y 300 minutos de actividad física aeróbica de intensidad moderada.

-Al menos entre 75 y 150 minutos de actividad física aeróbica de intensidad vigorosa. Una combinación equivalente entre ambas a lo largo de una semana.

-A fin de lograr beneficios adicionales para la salud: más de 300 minutos de actividad física aeróbica de intensidad moderada.

-Más de 150 minutos de actividad física aeróbica de intensidad vigorosa. O una combinación equivalente a lo largo de la semana.

-Los adultos deben acumular a lo largo de la semana un mínima de entre 150 y 300 minutos de actividad aeróbica de intensidad moderada, o bien un mínimo de entre 75 y 150 minutos de actividad física aeróbica de intensidad vigorosa, o bien una combinación equivalente de actividades de intensidad moderada y vigorosa.


Comentarios


Seguí Leyendo

Actividad física: riesgos en el deporte amateur