Afirman que Subcomandante Marcos tiene cáncer

Lo asegura Luis Héctor Álvarez, un ex negociador de paz entre el gobierno mexicano y el EZLN, en un libro de próxima aparición. El autor cuenta en 2010 un funcionario provincial le dijo que padecía cáncer de pulmón, que estaba grave y que necesitaba recursos para su atención.



El mítico Subcomandante Marcos padece cáncer de pulmón desde hace al menos dos años y solicitó apoyo a las autoridades de México para atender su salud, asegura en un libro de próxima aparición un ex negociador gubernamental con el grupo guerrillero creado por aquél, reveló hoy el diario Milenio.

Lo afirma Luis Héctor Alvarez, quien en la última década del siglo XX participó de las negociaciones de paz entre el gobierno federal y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), en el libro “Corazón indígena. Lucha y esperanza de los pueblos originarios de México”, editado por el Fondo de Cultura Económica.

Alvarez relata en el texto que supo de la enfermedad de Marcos una mañana de 2010, cuando se lo reveló un miembro de la Comisión de Concordia y Pacificación en Chiapas (Cocopa) en representación del gobierno de ese estado, en el aeropuerto de la capital chiapaneca.

“Su amigo Marcos está muy enfermo, tiene cáncer, y necesita su ayuda” , le dijo ese funcionario provincial, identificado como Jaime Martínez Veloz, y se lo repitió días después en un nuevo encuentro en el distrito federal, sostiene el autor.

“Jaime me confirmó que Marcos estaba grave, que padecía cáncer en los pulmones y necesitaba recursos para su atención, pero que en ese circunstancia, más allá de su propia persona, sobre todo, le calaba en el corazón -y en la conciencia, creo yo- ver que las comunidades indígenas integradas por bases de apoyo del EZLN sufrían aún marginación y pobreza”, dice Alvarez en el libro.

“Por tanto, pedía que pudiera yo visitarlas para conocer sus necesidades y ver que se les apoyara”, añade.

El autor arriesga que es razonable suponer que la enfermedad de Marcos es producto de las severas condiciones de vida que conlleva la clandestinidad autoimpuesta, junto con la conocida adicción al tabaco del líder guerrillero.

Agrega que la salud de Marcos también pudo haberse afectado por el golpe anímico que le causó la inesperada muerte de su madre, a fines de 2009, por un infarto que la fulminó en el aeropuerto del distrito federal.

“Sólo la gravedad de la enfermedad padecida por Marcos puede explicar esa inesperada solicitud de apoyo al gobierno federal, para lo cual, al poco tiempo, a fin de darle cauce, conocí y establecí comunicación frecuente con Rosemberg López Gómez, (a) Enrique, y Jaime Jiménez Alvarez, (a) Porfirio, dos enlaces indígenas zapatistas designados para tal efecto”, relata Alvarez.

Marcos, llamado en realidad Rafael Sebastián Guillén y nacido en 1957, fue el principal ideólogo, vocero y comandante militar del EZLN, que apareció públicamente el 1 de enero de 1994, al tomar seis capitales municipales del estado sureño Chiapas en demanda de democracia, libertad, tierra, pan y justicia para los indígenas.

El EZLN ganó un alto perfil no sólo en México sino en todo el mundo, donde logró colocar la cuestión indígena en la agenda política y mediática, y tuvo sus momentos de mayor fortaleza entre 1994 y 1996, y luego en 2001.

Según Alvarez, la reiterada negativa de Marcos al diálogo y a la firma de un acuerdo de paz derivó en una paulatina deserción de los indígenas de las filas del EZLN.

Alvarez, nacido en 1919 y administrador de empresas, fue presidente municipal de Chihuahua (1983-86), presidente del actualmente gobernante Partido Acción Nacional (PAN, 1987-93) y senador federal (1994-2000).

Apenas asumió a fines de 2000, dejando atrás 71 años consecutivos de gobiernos del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el presidente Vicente Fox, del PAN, lo nombró coordinador para el diálogo para la paz en Chiapas.

En 2006, el sucesor de Fox y actual mandatario, Felipe Calderón, designó a Alvarez comisionado para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas y tres años después lo consagró consejero para la Atención a Grupos Vulnerables.

Sin abandonar esa última función, en febrero de 2010 Alvarez también fue nombrado representante de Calderón en Ciudad Juárez para coordinar las estrategias de desarrollo social frente a la crisis vivida en dicha ciudad, considerada la más violenta del país por la acción de organizaciones criminales.

Agencia Télam


Comentarios


Afirman que Subcomandante Marcos tiene cáncer