Alerta en España tras el hallazgo de explosivos

Un auto cargado con 115 kilos fue encontrado al sur del país y estaría ligado a ETA.

#

MADRID (Télam).- El temor y la alarma regresaron ayer a España tras el descubrimiento de un auto cargado con 115 kilos de explosivos en el sur del país, cerca de la frontera con Portugal, y de que fuentes policiales vincularan el hallazgo con la organización separatista vasca ETA.

La Guardia Civil localizó el auto, que llevaba las patentes originales y había sido alquilado en Portugal, a dos kilómetros de la frontera con el país vecino, en la localidad de Ayamonte, provincia de Huelva.

En el baúl del vehículo fueron encontrados 115 kilos de explosivos, de los cuales 100 eran nitrato amónico y 15, polvo de aluminio, informó el director general de la Guardia Civil y Policía, Joan Mesquida. Estas sustancias, junto al trinitrotolueno, son utilizadas habitualmente por ETA para fabricar amonal, indicaron fuentes antiterroristas.

No obstante, el director de la Guardia Civil subrayó que el auto encontrado no estaba preparado para estallar.

En conferencia de prensa, Mesquida aseguró que el vehículo había sido abandonado por presuntos etarras ante la existencia de un control de la Guardia Civil y de la Guardia Nacional Republicana (GNR) de Portugal. Pocos minutos después de conocerse la noticia del hallazgo de un auto con explosivos en el sur de España, fuentes policiales consultadas por Télam confirmaron la información pero no avanzaron los detalles del operativo en curso.

A medida que pasaron las horas y aumentó la tensión, el goteo de información, a través de los periodistas que se acercaron al lugar, permitió saber que el auto, un Ford Focus con patente de Portugal 51BX-80, no estaba preparado para atentar. Al caer la tarde, Mesquida confirmó esta información, pero no descartó que los fugados formaran parte de un "comando itinerante", que tendría como objetivo actuar en el futuro, o solo tendrían como misión entregar los explosivos.

En la operación de entrega, según Mesquida, habría participado otro vehículo, al que los huidos intentaron traspasar el material explosivo, aunque finalmente, por razones que se desconocen, decidieron no hacerlo y huyeron. En el interior del vehículo también se encontró un manual escrito en euskera (lengua vasca) con instrucciones para la fabricación de explosivos.

Tras el fin del alto el fuego de ETA, el 6 de junio último, el hallazgo de este vehículo cargado de explosivos confirma que la organización separatista vasca está en plena actividad. En este marco, la actuación de la Guardia Civil recibió el apoyo de todos los partidos políticos españoles, que alertaron de la gravedad de la situación, al tiempo que levantaron sus voces para decir a ETA que no va a conseguir sus objetivos a través de la violencia.


Comentarios


Alerta en España tras el hallazgo de explosivos