Almafuerte fue una aplanadora

Iorio convocó a una multitud en Puerto Rock y repasó su trayectoria musical.

ESPECTÁCULOS

Una vez más, Ricardo Iorio convocó a una multitud y junto a su inconfundible banda brindaron dos horas de puro heavy metal, haciendo delirar a su fiel público, que colmó Puerto Rock.

Almafuerte fue un vendaval en su paso por Bariloche. Temas de su más reciente CD, “Trillando la fina”, se mezclaron con algunos “himnos” que la gente no quiere dejar de escuchar.

El inicio fue bien arriba con el tema que le da nombre a su último disco, seguido de “por nacer”, “del más allá”, “patria al hombro” y “sentir indiano”.

En todo el repertorio se vio un fantástico set del Tano Marciello, quien convierte a la guitarra en una extremidad más de su cuerpo y causó la ovación de su gente. Como siempre, acompañaron Bin Valencia en la batería y Beto Ceriotti en el bajo, un trío inigualable que acompaña a Iorio en su cruzada por la Argentina.

“Convide rutero”, “de la carne”, “La máquina de picar carne”, “sopla el pampero” y “mi credo” continuaron la lista que la gente coreó y gritó de principio a fin. Las remeras negras, los brazaletes y camperas de cuero llenaron el puerto y se hicieron un solo grito “La H, no murió”, en alusión a la mítica Hermética, que Iorio supo encabezar.

Ricardo prestaba constantemente el micrófono a su gente para que acompañe las canciones. Interactuaba con ellos, hablaba y los hacía delirar adelantando el título de cada tema que se venía en una lista interminable.

“Si me ves volver”, “pal recuerdo”, “pensando en llegar”, “debes saberlo”, “con rumbo al abra”, promediaron una noche fantástica, con mucho rock, mucho metal y sonidos inigualabales.

Iorio es un líder innato y lo demuestra a cada instante sobre el escenario. Su público le rinde fidelidad a cada instante y genera un ida y vuelta único.

Hacia el final, sonaron los infaltables “toro y pampa”, “almafuerte”, “el pibe tigre” y un cierre bien arriba con “a vos amigo”, en ese agradecimiento de la banda a su público: “te lo dedico a vos hermano amigo que desde ayer, andas conmigo este camino”, dicen las estrofas de un himno de la banda.

Ya finalizado el repertorio, Iorio saludó a su gente, todos los músicos regalaron algunos de sus elementos y repartieron alfajores al público para despedirse con un “hasta pronto”.

DeBariloche


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios