PAPEL- Intecnus se consolida en la atención de pacientes oncológicos

Ya son 29 los que terminaron sus tratamientos y 18 los que lo continúan en el centro de radioterapia de Intecnus, que abrió en enero tras una inversión del Estado de $ 900 millones.



1
#

Físicos médicos planifican cómo será aplicada la radiación, la zona y la dosis. (Foto: fotos alfredo leiva )

2
#

El simulador para evaluar el caso y decidir el tipo de tratamiento.

3
#

Acelerador lineal. Aquí se aplica el tratamiento.

4
#

5
#

“Hoy en el Día de la Mujer terminé mi tratamiento y quisiera agradecer…” comienza la nota de puño y letra que dejó plasmada María Eva en el libro de Intecnus (Instituto de Tecnologías Nucleares para la Salud) luego de haber atravesado sus sesiones de radioterapia contra un cáncer. “Llegué en ambulancia, en silla de ruedas y gracias a Dios me voy caminando. Gracias a todos, no los voy a olvidar nunca”, concluye.

Esta mujer es una de los 29 pacientes que terminaron sus tratamientos en este centro especializado de alta tecnología construido por el Estado Nacional en Bariloche, que en enero abrió sus puertas al público, tras un largo proceso que atravesó dos gobiernos y demandó una inversión superior a los $ 900 millones.

Intecnus se consolida en la región con el centro de radioterapia. Pasaron por este centro 29 pacientes que finalizaron sus sesiones de radioterapia y 18 continúan su tratamiento. La lista de los futuros pacientes continúa y se amplia con otras especialidades y servicios que comenzaron a sumarse y se completarán con la puesta a pleno del área de Medicina Nuclear.

Hoy el instituto, que depende de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), de la Fundación Centro Diagnóstico Nuclear y la Fundación Escuela de Medicina Nuclear (estas últimas de Mendoza), cuenta con convenios con más de 50 obras sociales y prepagas a través del Colegio Médico Bariloche, pero además la cobertura llega a pacientes de PAMI y está próxima a la firma un acuerdo de prestación para los hospitales públicos de Río Negro y los afiliados al Ipross.

Si bien radioterapia es el núcleo de Intecnus y con un gran impacto social porque es uno de los métodos para atacar el cáncer que hasta ahora los pacientes de Bariloche no podían realizarse cerca de sus hogares y debían viajar 500 kilómetros para su atención, los objetivos van más allá con un área de Medicina Nuclear con equipamiento sofisticado para una atención integral.

“El paciente no solo viene a recibir su dosis de radiación indicada por el médico oncólogo sino que está contenido por un equipo interdisciplinario de profesionales de la salud. Hoy tenemos 15 especialidades médicas, siete consultorios y 30 profesionales médicos trabajando”, destacó Carolina Cicero, directora médica de Fundación Intecnus y gerente del Servicio Médico.

Estos servicios (cuenta con médicos clínicos, paliativos, cardiólogos, ginecólogos, endocrinólogo, diabetólogo, urólogo, etc.) no están destinados exclusivamente a pacientes oncológicos sino a cualquier persona que requiera de la atención –como un centro médico más– donde se pueden realizar estudios con equipamiento de avanzada.

“Estamos armando el staff en previsión al ingreso del servicio de Medicina Nuclear que esperamos sea a principios del segundo semestre”, remarcó Luis Rovere gerente general de la Fundación Intecnus. Entre el nuevo equipamiento que integrarán el servicio de Medicina Nuclear, el instituto ya cuenta con un PET/CT (tomógrafo por emisión de positrones con un tomógrafo computado de rayos X) y un PET/MR (tomógrafo por emisión de positrones con un resonador magnético).

Este último equipamiento es el tercero instalado en Latinoamérica, uno se encuentra en Mendoza y otro en San Pablo, “lo cual nos posiciona en una situación muy favorable para poder hacer estudios sofisticados”.

También hacia fines de año, el centro contará con un Ciclotrón (que ya fue comprado y se espera su arribo). Para los profesionales de Intecnus la tecnología –que no existe ni en el mejor centro de Buenos Aires– permitirá “cambiar el concepto de que la salud en la región es tomarse un avión y viajar, va a ser difícil pero es algo que nos interesa revertir y se puede lograr aprovechando esta tecnología y recurso humano formado y capacitado”, dijo Cicero.

Los pacientes oncológicos tienen el acompañamiento en el tratamiento de una psico-oncóloga y un seguimiento posterior al tratamiento por el cual “el paciente no se desvincula de la institución el último día de rayos sino que sigue vinculado con los controles médicos, con el seguimiento por enfermería presencial y telefónico, se lo llama todas las semanas al paciente para ver si tuvo alguna reacción adversa, si se siente bien, si necesita ayuda; hacemos un seguimiento cercano”, contó Carolina Cicero, directora Médica de Intecnus.

Un paciente que recibe radioterapia tiene una sesión de 30 segundos hasta 5 ó 10 minutos como máximo por día, pero su recepción y preparación para la radiación supera una estadía de una hora. Por lo general un tratamiento promedio llega a un mes. En este tiempo –según cuentan los profesionales y los propios pacientes– se genera un vínculo especial que se refleja en las devoluciones que cada uno dejó al equipo de profesionales.

“Sólo tengo palabras de agradecimiento para todos los integrantes de esa institución. El grupo humano con que cuentan es maravilloso, atento, pendiente de nuestro estado y muy puntuales!”, destacó Mónica al concluir sus sesiones de radioterapia quien hizo además alusión a la planta de obsequio que recibió al terminar su tratamiento (como cada uno de los pacientes).

María del Carmen agregó otro mensaje: “estaremos agradecidos de por vida la atención superlativa que tuvimos tanto yo como mi familia, no nos alcanzan las palabras de gracias por el amor recibido y la atención personalizada y profesional”.

En este centro los pacientes y familiares que lo acompañan tienen talleres de meditación y corto plazo sumarán la posibilidad de tomar clases de yoga. Los viernes la Fundación Cerca Tuyo realiza acompañamiento y talleres de tejido en la sala de espera, y cuentan con una biblioteca.

Irradiación. Puede demandar entre 5 segundos y 10 minutos por día. Aquí la controlan.

Cómo se define un tratamiento

Intecnus tiene un equipo interdisciplinario en el que intervienen oncólogos radioterapeutas, físicos médicos y técnicos. El paciente llega al centro derivado por un médico oncólogo u otro especialista que detecta una patología oncológica y determina que se debe realizar un tratamiento de radioterapia (irradiación en tumor dada por un acelerador lineal). En Intecnus un oncólogo radioterapeuta evalúa el caso, categoriza la lesión y decide el tratamiento (se han realizado tres tipos de técnicas terapéuticas: 3D conformada, radioterapia intensidad modulada y radioterapia modulada en arco).

Una vez definido, se eleva la consulta a los físicos médicos (hay 8 en este servicio) que realizan la planificación respecto de cómo será aplicada la radiación, el sector, la dosis a cada uno de los órganos a tratar y cómo resguardar el resto. La planificación se puede hacer en dos o tres días, en función de la complejidad del tratamiento y se utiliza una herramienta computacional para realizar el cálculo, según explicó Julieta Irazoqui, una de las jóvenes físicas médicas del equipo.

La irradiación puede demandar entre 5 segundos y 10 minutos como máximo por día, en tratamientos de hasta 30 días.

En números

Un equipo de avanzada

El PET/MR (tomógrafo por emisión de positrones con un resonador magnético) en plena etapa de instalación en Intecnus, será el tercero en América Latina (los otros, en Mendoza y San Pablo). Es un equipo híbrido que fusiona dos imágenes (anatómica de alta resolución y metabólica y funcional). Utilizado para detectar patologías en áreas pequeñas, con imágenes de alta calidad y resolución, como cerebro, área cardiovascular, pelvis, es recomendado para niños: el resonador no usa radiación.

Luis Rovere

Rosarino, llegó a Bariloche en 1979 para estudiar en el Instituto Balseiro, donde se graduó como ingeniero nuclear en 1983. Entre 2009 y 2016 estuvo al frente de la Gerencia Coordinación Centro Atómico Bariloche y hoy es gerente general de Intecnus.

Carolina Cicero

Es mendocina. Médica especializada en Cardiología y en Medicina Nuclear. Con sólo 32 años, actualmente es la directora médica de Intecnus (Instituto de Tecnologías Nucleares para la Salud) y gerente del Servicio de Medicina.

“Vamos a poder usar la tecnología de la radioterapia, la braquiterapia y la radiocirugía para curar cuando el diagnóstico ya esté asentado”.

Carolina Cicero, 32 años, directora médica de Intecnus.

Tipos de cáncer tratados

Mama: 13

Cabeza y cuello: 9

Abdomen: 6

Tórax: 6

Columna vertebra:l 5

Próstata: 4

Miembros inferior/superior: 4

Los viernes a las 16

hay visitas guiadas

para conocer Intecnus previa inscripción a través de la web www.intecnus.org.ar.

Datos

47
pacientes fueron tratados en Intecnus durante estos cuatro meses en funcionamiento.
10.000 m²
cubiertos es la dimensión del edificio que tiene ingreso libre por la Ruta Provincial Nº 82.
“Vamos a poder usar la tecnología de la radioterapia, la braquiterapia y la radiocirugía para curar cuando el diagnóstico ya esté asentado”.
Los viernes a las 16
hay visitas guiadas
para conocer Intecnus previa inscripción a través de la web www.intecnus.org.ar.

Comentarios

PAPEL- Intecnus se consolida en la atención de pacientes oncológicos