«Alto grado de peligrosidad»

CIPOLLETTI (AC).- El fiscal José Rodríguez Chazarreta pidió la detención de Jhaffri y Antilaf porque considera que podrían entorpecer la investigación e incluso fugarse. Tuvo en cuenta que los dos fueron imputados además «por la presunta comisión del delito de amenazas».

«Es una aberración jurídica detenerlos por algo que todavía no se sabe si existió», criticó ayer Gerardo Tejeda, abogado de los detenidos, que pedirá las excarcelaciones.

La denuncia por amenazas la radicó Daniel Jara, jefe del equipo que investiga el caso Uriarte. Dijo que Jhaffri y Antilaf lo amenazaron en su oficina minutos después de salir del edificio de Tribunales el 3 de junio, día en que se concretó la segunda indagatoria. En ese momento estaba también un colaborador del equipo de investigadores de apellido Retamal.

«La conducta denunciada y presentemente llevada adelante por los mismos, evidencian la intencionalidad de entorpecer el curso de la investigación al tratar de que cesen en la actividad investigadora el personal designado para ello (Jara y Retamal), expresando conocer la integración de hijos en su grupo familiar con la finalidad de amedrentarlos, evidenciando un alto grado de peligrosidad», describió el fiscal en su escrito.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios