AMIA: gobierno pide a Israel pruebas del atentado

El gobierno pidió a Israel que aporte las pruebas que tenga sobre la masacre a la mutual judía para complementar la investigación judicial. El Mossad identificó ayer al supuesto autor del atentado y coincidiría con el que señaló la SIDE.

La AMIA fue reconstruida y ayer volvieron a doblar su seguridad por temor a atentados.
El gobierno de Eduardo Duhalde pidió ayer a Israel que aporte las pruebas que, según el canciller israelí Silvan Shalom, acreditan la responsabilidad de la República Islámica de Irán en los atentados terroristas perpetrados en 1992 y 1994 en Buenos Aires, contra objetivos judíos.

El requerimiento al gobierno de Israel fue efectuado a través de la Cancillería argentina, informó ayer el titular de la SIDE, Miguel Angel Toma.

La administración Duhalde solicitó a las autoridades de Israel que «acerquen los elementos probatorios que tienen, cosa que supongo que harán a la brevedad, para poder entregárselos a la Justicia», donde existen procesos abiertos por el atentado a la embajada israelí en Buenos Aires (1992) y la voladura de la mutual judía AMIA (1994).

El canciller Shalom dijo desde Tel Aviv que el Mossad -servicio secreto israelí- reunió evidencias suficientes para probar la presunta responsabilidad de Irán en los atentados cometidos en Buenos Aires, que en total provocaron 107 muertes.

El embajador de Israel en Buenos Aires, Benjamín Orón, reprodujo los datos que develó Shalom al formular un discurso ayer lunes en el acto por el undécimo aniversario del atentado a la sede diplomática de su país.

El Mossad identificó ayer a Ibrahim Hasin Baro como el autor del atentado terrorista contra la AMIA, informó ayer el diario israelí Haaretz, que precisó que el supuesto «ejecutor» de la masacre era miembro de la organización Hezbollah, según informaron agencias internacionales. En las últimas horas el canciller Shalom afirmó que «Irán proyectó los ataques contra objetivos israelíes en Argentina en 1992 y 1994», indicó que «fueron logrados con la ayuda de los guerrilleros libaneses de Hezbollah» y pidió al Gobierno y a la justicia de Argentina que se castigue a los culpables.

Paralelamente la AMIA reclamó a Duhalde que exija sanciones contra Irán ante el Consejo de Seguridad de la ONU por la advertencia lanzada desde Teherán tras la decisión del juez Galeano de ordenar la captura internacional de 4 funcionarios iraníes por su presunta participación en el atentado a la mutual judía.

Toma sostuvo, que las pruebas que pueda aportar Israel «podrán complementar el informe que ha hecho nuestra Secretaría de Inteligencia» sobre la masacre en la AMIA » .

A apenas unos días de las elecciones y en medio de un escenario bélico sin precedentes a escala planetaria, el pedido del gobierno es por lo menos riesgoso. (DyN)

El Mossad y la SIDE identificaron al suicida

Ibrahim Hussein Berro, presunto conductor suicida de la camioneta Renault Trafic utilizada como coche-bomba en el atentado a la AMIA, había sido sindicado por investigadores argentinos y el Mossad como el posible autor de la masacre

El nombre de Berro figura en la resolución de 400 carillas mediante la cual el juez Galeano ordenó, el 5 de marzo, la captura internacional de funcionarios iraníes por su presunta responsabilidad en el ataque. Un informe aportado por la SIDE a Galeano indica que Berro pudo ser «la persona que se habría inmolado al ejecutar el ataque» y señala que el conductor de la Trafic habría estado ligado al «Hezbollah libanés». Berro habría ingresado a la Argentina a través de la Triple Frontera desde El Líbano. Para investigadores argentinos, empero, no existe certeza respecto de que Berro se haya inmolado en la voladura, ya que otros informes refieren que se habría suicidado «en una operación militar del Hezbollah contra Israel.

Creen que la República de Irán contribuirá

Por la mañana el jefe de Gabinete, Alfredo Atanasof, se había mostrado cauto: «Nosotros no intervenimos en el juicio, esto lo hace el juez que lleva la causa, nosotros solamente colaboramos con la Justicia», enunció al ser consultado sobre las acusaciones de Israel a Irán.

«El gobierno iraní ha manifestado a través de su encargado de negocios que la República Islámica de Irán colaborará con la Justicia Argentina», recordó Atanasof, quien se refirió así al compromiso asumido por el encargado de negocios de esa nación, Muhammad Tabatabaei, que estaría por arribar a Argentina.

El diplomático viajó hacia su país luego de haber sido citado por el canciller Carlos Ruckauf para explicar cuáles serán las «medidas apropiadas» que Teherán advirtió que tomará si Argentina no enmienda del «error» que, para Irán, cometió el juez Galeano al librar órdenes de captura contra funcionarios de esa nación islámica.

Por su parte, el titular de la SIDE, Miguel Angel Toma, sostuvo, que las pruebas que pueda aportar Israel «podrán complementar el informe que ha hecho nuestra Secretaría de Inteligencia» sobre la masacre en la AMIA «y los elementos con que cuenta la Justicia» respecto de los atentados. Y estimó que, luego, se podrán «tomar las medidas que correspondan frente al esclarecimiento de dos hechos que realmente han tomado a la Argentina como blanco de acciones más que terroristas, genocidas».

La investigación paralela de la SIDE fue criticada por el juez de la causa, quien se refirió a este conflicto en el reciente fallo en el cual pide la captura internacional de los ciudadanos iraníes presuntamente involucrados en el atentado hacia la mutual judía.

(DyN, Télam)

Declaran ex colaboradores de Galeano

Un ex secretario del juez Juan José Galeano aseguró ayer que siempre se buscó «avanzar» en la causa AMIA, al hablar sobre irregularidades en la pesquisa pero admitió, entre otras cosas, que el magistrado anticipó a un detenido el nombre de un sospechoso al que debía reconocer por fotos. «Le voy a pedir que ajuste un poco su memoria, haga un esfuerzo un poco superior al de este momento», advirtió el presidente del Tribunal, Guillermo Gordo al testigo y ex secretario de Galeano Javier De Gamas, cuando promediaban las cinco horas de interrogatorio.

De Gamas se convirtió en el primer funcionario del juzgado de Galeano citado a declarar en el juicio oral a la supuesta conexión local del atentado a la AMIA. Desde las 10.30 y por más de seis horas el titular del Tribunal Oral Federal 3, monopolizó las preguntas e insistió en un clima tenso y con reiteradas advertencias al testigo por su «falta de memoria» en conocer cada detalle de dos videos filmados por Galeano de sus entrevistas con el acusado Carlos Telleldín.

En estas cintas filmadas con cámara oculta el 1 y 5 de julio de 1996, se ve a Telleldín hablando de el cobro de dinero a cambio de declarar contra los ex policías bonaerenses ahora juzgados con él como «partícipes necesarios» del ataque. «Las grabaciones de entrevistas eran excepcionales, recuerdo las de Telleldín».

Método informal

El ex secretario reconoció que no se trataba de un método formal de investigación pero se justificó: «El objetivo era avanzar en la investigación». El entonces único preso relacionado con AMIA era Telleldín, y «él decía que no quería declarar pero hablaba en diarios y con la fallecida camarista Luisa Riva Aramayo».

«El juez estaba seguro que sabía más de lo que decía saber y tener su versión era el objetivo. Ese video no se consideró nunca como una prueba», aseguró. Tras varias preguntas de Gordo y luego de ver uno de los videos en la sala de audiencias, De Gamas admitió que el juez Galeano dio el nombre de un sospechoso a Telleldín, antes de que el reducidor de autos lo identificara.

Se trata de Anastasio Leal, uno de los ex policías bonaerenses acusados del ataque del 18 de julio de 1994, que dejó 85 muertos. En la cinta se ve a Telleldín que pregunta «¿Y éste quién es?» señalando una de las fotos que estaba sobre el escritorio de Galeano. «Este es Leal», se escucha la respuesta. «El que contesta es Galeano», confirmó De Gamas en la audiencia. Posteriormente, en su confesión judicial, Telleldín involucró a este ex policía. Sobre uno de los videos donde se hablaba del cobro de derechos de autor a cambio de un presunto libro con la confesión de Telleldín, De Gamas dijo que el juez le contó que había sido «una puesta en escena para conocer la versión» del detenido

. Hasta ese momento, el último poseedor de la camioneta Trafic que se usó como «cochebomba» en AMIA había sostenido la versión inicial que hablaba de la venta del vehículo a un extranjero misterioso (ver nota central). Para hoy estaba prevista la declaración de la actual secretaria de Galeano, Susana Spina, pero se suspendió hasta mañana a las 9.30 debido a lo extenso de la audiencia con De Gamas.

La secretaria federal María Susana Spina es otro de los funcionarios judiciales que serán interrogados en el juicio oral que sustancia el juicio por la voladura de la mutual judía.

El Tribunal Oral Federal 3, que enjuicia a un civil y a cuatro ex policías por su presunta participación en la masacre, reanudó el debate a las 9.30 para tomar de declaración a Spina, que aún se desempeña en el juzgado a cargo de Galeano.

(Télam, DyN)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios