Argentina y Venezuela, las más hostiles con la prensa

Enviará una misión al país para la fecha que el gobierno denomina como “7D”.

AP

En la reunión de la SIP se señaló que en la Argentina se ha configurado “un escenario oscuro para el ejercicio del periodismo”.

SAN PABLO, Brasil.- Argentina, Venezuela y Ecuador son algunos de los países americanos más hostiles con el periodismo, que es constantemente minado por “maniobras” judiciales, amenazas y violencia, según el informe preliminar de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) difundido ayer. La SIP recibió el pedido y a través del presidente de la Comisión de Libertad de Expresión de la entidad, Gustavo Mohme, confirmó el envío de una delegación a la Argentina para el próximo 7 de diciembre, fecha en que el gobierno considera que entra en vigencia el artículo 161 de la nueva ley de medios, que establece una cantidad limitada de licencias a cada grupo empresarial. “Son tiempos peligrosos para los periodistas”, afirmó ayer el presidente de la SIP Milton Coleman, del diario estadounidense The Washington Post, al iniciar la sesión de la Comisión de Libertad de Prensa e Información en San Pablo en el marco de la 68 Asamblea General del organismo, que arrancó el viernes. En su informe anual, que será sometido mañana a la votación de la Asamblea, la SIP señaló que en Argentina “una serie de resoluciones gubernamentales, maniobras judiciales, declaraciones agraviantes y amedrentadoras de funcionarios públicos configuran un escenario oscuro para el ejercicio del periodismo”. El texto insiste en las dificultades para acceder a las fuentes oficiales y el abuso que la presidenta hace de las cadenas nacionales de radio y televisión. Destaca el aumento de los recursos para los medios de comunicación oficiales, mientras los privados “sufren presiones y discriminaciones. Los medios públicos funcionan, dentro de sus espacios informativos, como órganos partidarios”, dice el documento. El informe también revisa el caso del Grupo Clarín, el mayor multimedios de Argentina, de cara al próximo 7 de diciembre, fecha que el gobierno considera límite para ley antimonopólica. El gobierno argentino, que tildó al Grupo Clarín como “una verdadera cadena nacional ilegal”, anunció que a partir de lo que se dio en llamar el “7D”, las empresas que no hayan iniciado el proceso de “desinversión” se expondrán a que el Estado llame a concurso público para la readjudicación de sus licencias. Otro de los capítulos extensos del informe está referido a Venezuela, donde en opinión de la SIP “la alta polarización política es atentatoria para el libre ejercicio periodístico”. Falta de acceso a las fuentes oficiales, maltratos, detenciones e insultos a periodistas están, según la SIP; entre los principales problemas de la prensa en este país petrolero gobernado por el presidente Hugo Chávez, recién reelecto para un nuevo período de seis años. El informe enumera una larga lista de agresiones contra la prensa, relata el uso excesivo que Chávez hace de las cadenas de medios y recuerda la multa de 2,16 millones de dólares que debió pagar la televisora privada Globovisión, muy crítica por el gobierno en la cobertura de la crisis carcelaria en 2011. (AFP y DPA)

Cerca de 450 dueños de empresas de comunicación y periodistas analizaron la situación de los medios.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios