Arribas fue imputado por coimas, pero negó vínculos con Odebrecht

El jefe de los espías, amigo personal del presidente, volvió a reconocer que recibió un giro bancario, pero rechazó cualquier sospecha de corrupción.

El fiscal federal Federico Delgado pidió abrir una investigación penal “a fin de chequear” la denuncia y la información periodística que vinculan al jefe de la AFI, Gustavo Arribas, amigo personal del presidente Mauricio Macri, con el cobro de coimas por parte de la constructora brasileña Odebrecht.

Horas más tarde, Arribas, negó “rotundamente” las sospechas de corrupción en su contra y afirmó que “no es la primera vez” que quieren “difamarlo” desde que está al frente de la agencia de espías. En un comunicado, Arribas prometió además aportar a la justicia pruebas y documentos, entre ellos la declaración del comprador de un departamento en Brasil por el que recibió un giro de 70.000 dólares. Una versión insistía anoche con que hoy se presentaría en Tribunales.

Según el jefe de los espías –que vive actualmente en un departamento que le alquila a Macri en el barrio de Palermo– ese dinero es lo único que recibió de una cifra cercana a los 600.000 dólares a los que aludió un financista brasileño “arrepentido” que habló de la supuesta vinculación de Arribas con el escándalo de corrupción Lava Jato, donde está involucrada Odebrecht.

Más temprano, el fiscal Delgado pidió al juez federal Rodolfo Canicoba Corral que tome declaración por Internet al cambista brasileño Leonardo Meirelles, que habría confesado supuestas transferencias bancarias a Arribas, y obtener las declaraciones de ejecutivos de Odebrecht.

Entre otras medidas, Delgado propuso que el juez requiera al banco suizo Credit Suisse que informe de las transferencias registradas en septiembre de 2013 en la cuenta de Gustavo Arribas. Y pidió “determinar” si el jefe de la AFI “tiene algún vínculo con las empresas adjudicatarias del soterramiento de la línea de ferrocarril Sarmiento, entre las que estaba Odebrecht.

Delgado tomó la denuncia penal de la diputada Elisa Carrió, que se basó en un artículo del diario La Nación con el título “Un operador de Odebrecht le giró u$s 600.000 al jefe de inteligencia argentino”. Carrió ratificó ayer su denuncia.

En una conferencia de prensa reciente Macri rechazó vínculos de Arribas con el Lava Jato. “No entiendo cómo se relaciona a Arribas con Odebrecht. Ese link todavía no lo entendí”, dijo.

“Desde que acepté acompañar la actual gestión de gobierno como director de la AFI no es la primera vez que intentan difamarme”.

“En el 2013 no era funcionario público y tampoco residente fiscal argentino. Mis cuentas fueron debidamente declaradas”.

Gustavo Arribas,

jefe de la AFI, ayer,

en una declaración pública.

Datos

“Desde que acepté acompañar la actual gestión de gobierno como director de la AFI no es la primera vez que intentan difamarme”.
“En el 2013 no era funcionario público y tampoco residente fiscal argentino. Mis cuentas fueron debidamente declaradas”.

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios